Es inevitable que os vayáis a encontrar con el nombre Denantes en el sitio y en las redes sociales. Antes de comenzar con los contenidos del blog, y de manera escueta, os contaré qué es Denantes.

Portada del primer capítulo: "Un títere libre de hilos"

Portada del primer capítulo: “Un títere liberado de hilos”

Denantes es una villa ficticia que creé con el fin de albergar diferentes historias. Juntas conforman una serie literaria en la que vengo trabajando desde hace años y que convivirá con otros proyectos a lo largo de bastantes más. Está siendo publicada en Internet, en su propio sitio web, y se encuentra disponible únicamente en gallego.

Mi ánimo, como comento en el ¿Qué es esto?, es traducir no solo los artículos que vaya publicando en Andrómenas, sino también mis relatos y novelas (tendréis por aquí para descargar algunos de esos relatos en distintos formatos, también traducidos al castellano). Sin embargo, no entra en mis planes traducir Denantes en un futuro próximo. La principal razón es que sigo sin saber cómo hacerlo. En Denantes el gallego que utilizan los personajes en los diálogos es un batiburrillo de diferentes variedades del habla, fenómenos como el seseo o la gheada (ambos muy comunes a lo largo de Galicia), la manera de conjugar ciertos tiempos verbales, formación de los plurales, léxico tomado de aquí y allá… Esta manera de hablar de los personajes (aunque hay alguna excepción) y la contraposición con la verbalización de sus pensamientos (en gallego estándar y que sirve de narración) son parte de la identidad de Denantes, de la ambientación de las historias. No sé cómo afrontar la traducción para que no se pierda ese aspecto.

Un ejemplo análogo al de Denantes, en el ámbito del audiovisual, son las películas o series que transcurren por ejemplo en Miami. Hay una gran comunidad latina. Los acentos, la mezcla de ambos idiomas, incluso habitantes que desconocen el inglés, son muy habituales y caracterizan la ambientación de esas historias. Si sois asiduos a las versiones originales (con o sin subtítulos), podéis apreciar la cantidad de matices que se pierden cuando nos llegan esas obras dobladas al castellano, y ya no solo por lo cómicos que resultan los acentos cutres que abundan en el doblaje. En literatura no hay algo equivalente a la VOS (versión original subtitulada) que nos permita acceder a la obra sin esa pérdida, aunque desconozcamos el idioma original.

capitulo2

Portada del segundo capítulo: “Una maleta al más allá”

Pensando en ello, una de las opciones a sopesar es el uso del castrapo para los diálogos. Debo decir que tampoco me convence. El castrapo tiene sentido en un contexto de diglosia que no se da en Denantes. Entraría en conflicto con sus particularidades, además de las connotaciones que acarrea su uso. Por ahora no he encontrado una solución que me satisfaga, que permita una traducción suficientemente buena. De momento no iré traduciendo los episodios que vaya publicando (hay dos por el momento y el tercero está en camino). A final de temporada, diez capítulos más un especial, me lo volveré a plantear en profundidad.

La serie en sí transcurre alrededor del primer cuarto de siglo del XX y cada capítulo cuenta una historia autoconclusiva. No hay personajes protagonistas de la serie, algunos son más recurrentes que otros, pero lo que le otorga cohesión es la propia Denantes. Cada capítulo se compone de pequeños relatos que van contando la historia. Estos relatos tienen la entidad suficiente como para que sea posible la lectura por etiquetas y la lectura aleatoria. Desde la web se pueden filtrar los relatos por el lugar de la villa en el que transcurre la acción, el narrador (siempre es alguno de los vecinos, todas las narraciones son en primera persona), los personajes que intervienen y el tiempo en el que transcurre la historia (habrá inclusiones en el pasado de Denantes). Así aprovecho las posibilidades que otorga la publicación en un sitio web y, como está compuesto por pequeñas piezas, se favorece la lectura en pantallas retroiluminadas e incluso cuando apenas se dispone de tiempo para ello.

Ya podemos comenzar con Andrómenas.

capitulos1e2

Los dos capítulos publicados, en su versión para e-readers, descansando sobre la lámina que me hizo Palmira.