Balance de la décima jornada

Sigo convencido de que llegará una mala jornada de verdad y con ella un cambio de dinámica que me aleje de la cabeza, pero hasta entonces… Miguel R. Fervenza, hace dos jornadas, tras recuperar el 2º de la general

Me odio. Mucho. Eligiendo jugadores igual no acierto demasiado, pero prediciendo mis desgracias soy un crack. Se va acelerando mi descenso a los infiernos: si la jornada anterior había perdido 10 puestos, con los 17 de esta ya me quedo 29º de la general. Green me hundió cuando lo quité y otra vez ahora que lo he recuperado —ha entrado en el sitio de Blazic, que ha hecho 24—. Vuelvo a perder puntos en los cambios —5, y eso que con las otras dos sustituciones he juntado los cuatro pívots más valorados de la jornada— y ni siquiera he llegado a la bicentena: 199.8. Por ver el lado positivo, mi distancia en puntos con el primero no es grande y apenas ha cambiado —estoy a casi 33, con un San Emeterio habría bastado—. Al principio habría firmado encontrarme en el Top 30 a estas alturas.

Así le ha ido a la selección:

Bases
Doncic (25.2)
Granger (3.6)
Sergi García (-)
Heurtel (8.4)
Cook (0)
Campazzo (6)
AleroS
Green (8.4)
Ponitka (34.8)
Neal (22)
Thomas (11)
Sanders (10.8)
Mumbrú (10)
Beaubois (4.8)
Vidal (11)
Timma (4.8)
Oleson (14.4)
Richotti (15.6)
Pívots
Norel (27.6)
Shengelia (27.6)
Thompson (9.6)
Pleiss (22.8)
Tobey (10.8)
Reyes (22.8)
Seraphin (8.4)
Huskic (12)
La peor de todo el año. Se salvan los pívots —si habíamos gastado las plazas de extra en los aleros—. Nada más.

Selección de la undécima jornada

Esta semana, de manera excepcional para despedirme del Top 50 —así será si mantengo la tendencia—, no solo voy a poner mi selección, sino que a continuación explicaré por qué he elegido a cada jugador.
Bases
Doncic
Heurtel
Huertas
Oliver
Fisher
J. Fernández
AleroS
Neal
San Emeterio
Green
Ponitka
Thomas
Popovic
Blazic
Eriksson
Pívots
Norel
Shengelia
Pleiss
Séraphin
Reyes
Jordan
Tavares
Varnado
Balvin
Bases

En el primer escalón solo va Doncic. Tiene que estar y está en cualquier equipo con aspiraciones. No hay mucho que decir. A partir de aquí ya se abre la cosa.

En el segundo viene Heurtel. Aunque en las últimas jornadas su importancia en el Barça parece haber descendido, en casa nunca ha bajado del 16.8 de valoración y tiene una media de 23. Además, le vienen dos jornadas seguidas en el Palau. Parece una elección fiable para dos partidos. Por su parte, Marcelinho está ganando en importancia en el Baskonia e incluso parece haber adelantado a Granger en la rotación. El Bilbao Basket no es uno de los mejores defendiendo los bases —Fisher se ha salido esta semana y también han superado la veintena contra ellos Heurtel, Doncic, Bassas y Rupnik— y entra en juego el factor ex: fue en su temporada en La Casilla donde la carrera del paulistano comenzó a despuntar. El pero que tiene es que la semana siguiente se enfrenta a la mejor defensa de los bases: Andorra.

En el tercero tenemos una buena opción de bandera en Oliver. El base catalán sigue siendo muy fiable en casa (solo ha bajado de 10 contra la Penya —9.6— y tiene una media de casi 18). El rival es el Burgos, uno de los equipos que más reciben de los bases. Con la baja de McKissic en el juego exterior —y la duda de Rabaseda— es posible que rasque algún minuto extra. El problema viene la semana próxima, juega fuera de casa —su media baja a la mitad—, en Barcelona. A Albert, también en el tercero, se enfrenta un Corey Fisher al alza —cada vez con más importancia en el San Pablo— que es el caso contrario a Oliver: fuera de casa triplica su valoración —viene de superar la treintena en Bilbao—. La semana siguiente vuelve a Burgos, pero contra una de las defensas que más conceden de los bases: la del Fuenlabrada.

En el cuarto y último peldaño tenemos a Jaime Fernández. En las últimas jornadas está consiguiendo una regularidad considerable —los 5 últimos partidos saldados con 12 o más de valoración—. Mas juega fuera, donde su media desciende más de 6 puntos, y además lo hace en Donosti, allí el GBC es la mejor defensa de los bases. Entra por su buen momento, pero no parece que vaya a ser la mejor semana para llevarlo.

Como opciones de riesgo, que evitaría en equipos de la general, Granger, que como decía está perdiendo protagonismo en favor de Huertas —aunque pocos equipos más propicios que el Bilbao tendrá para renacer—, y el Facu Campazzo, también en horas bajas. Pero se enfrentará a su equipo de las últimas temporadas: Murcia, que tampoco destaca por su defensa de los bases.

Aleros

Abre este primer escalón Neal. El norteamericano ya está readaptado a la ACB, es el jefe del Zaragoza, el alero más valorado del momento —en 5 de las últimas 6 jornadas ha superado los 20— y el rival tanto le da —Unicaje es esta vez—. No hay motivo para dudar de él. Va camino de convertirse en fijo como Doncic, Norel o Shengelia.

San Emeterio bien merece que hable de él aparte. Es la estrella de la semana. Ha sumado 50.4 —42 de valoración— y ha disparado en la general a aquellos que confiaron en él. Sastre anda lesionado, en consecuencia debe de asegurar minutos y en esta jornada de Euroliga —otra derrota más— ha vuelto a valorar muy bien: 19. Hay más motivos para ir con él: necesita una valoración antoinewrightiana para no dar una buena pasta. Se enfrenta a una de las peores defensas de los aleros, la del Estu, y es una de las codiciadas banderas esta jornada en la que los bases no ofrecen tan buenas opciones. No obstante, en el SuperManager, Fernando se ha ganado a pulso el sobrenombre de San Cementerio. Decidas lo que decidas, allí vas a terminar a causa de él. Pueden pasar dos cosas: que digas «no voy a volver a picar con San Cementerio», en cuyo acaso lo petará de nuevo y lo ficharás para la semana siguiente —te lo agradecerá con un negativo—, o que, venciendo una vez más todos los prejuicios que has acumulado contra él durante estos años, pienses «alguna vez me tiene que salir bien» y San Cementerio engrandezca su leyenda con una valoración lamentable. Elijas lo que elijas, el campo santo te espera.

En este primer nivel también va su compañero Green —a pesar de que esta semana no ha alcanzado la decena—. Contra las peores defensas de los aleros, y la del Estudiantes es una de ellas, tiene una media de 29. Falla muy poco y nunca dos semanas seguidas. Completa Ponitka. El polaco es fiabilidad pura —solo dos veces por debajo de la decena, y una ha sido en el debut—. Se podría dudar de él porque tiene por delante dos partidos duros —Barça y Unicaja—, pero el Barcelona es de los equipos que más valoración conceden en el 3 —la lista de aleros que superaron la veintena contra los culés esta temporada es larga—. Veo un riesgo innecesario pensar en su salida, salvo por apuros presupuestarios.

En el segundo escalón también hay grandes opciones esta jornada. Matt Thomas, tras dos partidos por debajo de su nivel, se enfrenta a la peor defensa de los treses. Contra las peores defensas está en más de 26 de media. ¿Momento de superar los 30 en ACB? Eso sí, la semana que viene se enfrenta al Madrid. Mejor próxima jornada tiene Popovic, que se medirá al San Pablo Burgos después de recibir a la Penya en esta. El veterano croata está en el mejor momento de la temporada y en casa todavía no ha fallado —su peor valoración en el Fernando Martín es un 14.4 de la jornada inaugural—. Tampoco pinta mal para Blazic. Si el GBC es la mejor defensa tanto de bases como de pívots en casa, en los aleros está entre las peores. El esloveno está rindiendo a muy buen nivel contra las defensas menos exigentes, así que debería de volver a valorar con generosidad. La semana que viene se enfrenta a su ex: Baskonia. Cierra este segundo y último peldaño Eriksson. El sueco rinde mucho mejor en casa, la marcha de McKissic le dará más minutos —que ya ha aprovechado en el partido europeo— y la del Burgos no es de las peores defensas a las que enfrentarse. La semana que viene viaja fuera de la isla para medirse a su Barça.

Creo que no vale la pena salirse de estas ocho elecciones tan jugosas, pero ahí leváis una opción para cazajornadas: Eyenga. Apuntaba a fijo tras los primeros cuatro partidos; desde entonces, promedia 5 y solo ha pasado una vez de 10. No obstante, sigue jugando muchos minutos y tendrá motivación extra por el rival: la Penya, equipo al que llegó con 18 años desde la RDC y en el que jugó hasta que fue reclamado por la NBA —durante el cierre patronal de la liga norteamericana regresó a Badalona—.

Pívots

Primer escalón: Norel y Shengelia. Fijos. Pleiss, hasta que se recupere Dubi, también parece una opción preferente. Juega por encima de los 30 minutos y viene de un 23 y de un 22.8.

Segundo nivel. Aquí las cosas se complican. El cuarto pívot va a ser una de las claves de la jornada. Mi primera opción es Séraphin. Se trata del perfil de jugador que más problemas le puede dar al juego interior del Canarias. Vuelve al Palau, donde rinde mucho mejor que fuera, y también repite la semana siguiente en casa contra el otro equipo de las islas. En los dos últimos partidos en Barcelona ha sumado 21.6 y 20 y viene de jugar por encima de los 20 minutos. Las dudas con Reyes vienen por el tiempo de juego del que vaya a disponer. Lo cierto es que en casa acostumbra a tener más minutos —4 más por partido— y en consecuencia valora más —sale casi a un punto por minuto—. Esta jornada, no es que en Euroliga se haya cansado demasiado —15 minutos en pista—, así que no creo que esté menos de un cuarto de hora en la cancha —lo que debería llegar para que valore bien—. Todos los partidos en los que ha jugado menos de 15 minutos se han disputado lejos del Palacio. Jordan. La semana pasada comenzaba a resurgir y sus minutos están asegurados. El año anterior hizo un 16 en Fuenlabrada, que no estaría nada mal para esta jornada. Lo mejor es que después tiene dos partidos en casa en los que debería regresar a la veintena. Tavares contará con minutos seguro, es una opción barata, cuenta como cupo y deberá dar un buen dinero —con 11 y victoria del Madrid subiría el 15%—.

El último escalón consta de opciones solo para esta jornada. Varnado, sin dar grandes picos, es muy fiable en casa, con casi 18.5 por partido, frente a los apenas 7 de fuera de casa. Su peor partido en Zaragoza ha sido el de la jornada pasada contra el Barça  —un 15—. Contra el Unicaja cabría esperar un 15-20 por su parte. Me gusta también esta semana Balvin. Viene de un gran partido de local en Europa y el último que ha jugado en ACB en las islas también fue bien. La del San Pablo es la defensa interior que concede más puntos. Después visita al Barça.

Aunque es bastante llevado esta semana por enfrentarse al Betis, colista y sin victorias, no he incluido a Pustovyi. No me gusta llevarlo fuera de casa. Solo ha llegado una vez a la veintena —la semana pasada— y promedia ocho puntos menos que en Fontes do Sar. A eso hay que sumarle que, por más que parezca lo contrario —porque sí es un desastre en la defensa de los bases y aleros—, el Betis es uno de los equipos que menos valoración encaja de los pívots en Sevilla. De hecho, allí solo ha superado Caner-Medley la veintena en lo que va de temporada. La semana que viene se enfrentará al Madrid.

El equipo del blog

Para Andrómenas el objetivo del Top 1000 está cada vez más lejos. Con los 194.8 de esta semana vuelvo a descender hasta el 1745º.

Como esta jornada ya he justificado la selección, no hace falta que me extienda en los cambios. Salen Granger y Cook en los bases para dar entrada a Heurtel y Oliver. En los aleros sale Vidal y entra San Cementerio —por lo menos me dará un dinero—. Me quedo con Thomas a la espera de ese pico y así poder cambiarlo la semana que viene por Neal.