Balance de la 18ª Jornada

Por fin un poco de luz. No gano gran cosa —10 puestos—, pero al menos detengo la caída libre de mi mejor equipo. Los 175.8 puntos me sirven para subir al 23º de la general. Como semanas atrás me gustaba Blazic pero me decanté por una opción más conservadora con la consiguiente pérdida de puntos, esta vez me decidí por Neal en vez de la opción más segura de Soko —si hubiera podido, habría llevado a ambos—. Volvió a salir mal. Pero hubo otros aciertos, como mantener a Landesberg —lástima de tiros libres—, que fue uno de los jugadores más vendidos de la jornada, o a Jaime. La cabeza está a hora a una distancia sideral: 74 puntos. Todas las malas elecciones en mi mejor equipo están teniendo su reverso en mi segundo mejor, que lleva unas cuantas semanas sin dejar de subir y con los 193 de esta ya se sitúa el 117º de la general. A mi tercero mejor también le ha ido bien —195 puntos— y entra en el Top 1000. Después ya viene el equipo del blog.

Bases

Doncic (25.2)
Heurtel (16.8)
Hannah (15.6)
Jaime (20.4)
Granger (22.8)

AleroS

Ponitka (20)
Soko (25.2)
Neal (8)
Eyenga (24)
Landesberg (19)
Schilb (4)
Blazic (21.6)
Martínez (11)
San Emeterio (21)
Carroll (21.6)
Eriksson (-1)
Van Lacke (7.2)

Pívots

Shengelia (22.8)
Norel (4.8)
Shermadini (3.6)
Tavares (31.2)
Pleiss (17)
Pustovyi (13.2)
C. Suárez (12)

Ha sido una semana extraña. Veníamos de jornadas de grandes valoraciones en los pívots, en los que sobraban buenas opciones, y en esta ha sido casi imposible dar con un cuarteto que haya cumplido. Fallaron varios de los habituales: Norel, Sherma, Kelly, Jordan, Reyes —que ni siquiera jugó—… Fue un acierto importante dejar a estos tres últimos fuera de mi lista, igual que a Popovic. También ha salido bien mantener a Landesberg y Blazic e incluir a Eyenga y Carroll. Con esta selección se podían elaborar bastantes combinaciones buenas —he subido en todos mis equipos—, así que, y ya tocaba, se le puede dar un notable esta vez.

Selección de la 19ª jornada

Primero la selección, después la explicación. Si los partidos europeos o alguna baja de última hora cambian las cosas, ya avisaré en mi cuenta de Twitter y actualizaré el artículo.

Bases

Doncic
Heurtel
Jaime
Hannah
Cook
McCalebb
Laprovittola
Granger
Chery

AleroS

Ponitka
Soko
Eyenga
San Emeterio
Landesberg
M. Thomas
Neal
Hanga

Pívots

Shengelia
Norel
Tavares
Pleiss
Pustovyi
Jordan
Shermadini
D. Thomas
Saiz

Este juego cambia bastante en poco tiempo. Si semanas atrás las banderas eran clave, ahora parece que ya no son un problema con las buenas opciones que suponen Jaime, San Emeterio y Tavares, que se unen a los fijos Doncic y Shengelia. Nos queda esta jornada y la próxima antes de un descanso de tres semanas para la disputa de la Copa —con su previsible SuperManager propio, separado del de la liga— y las ventanas FIBA.

Bases

Venimos de una gran jornada para los bases: 5 por encima de la veintena y 11 más que superaron la decena. Todos los de la última selección cumplieron con un 15.6 o más. Esta semana apunto un número mayor de nombres que la pasada y con perspectivas más complejas.

primer escalón

Luka Doncic sigue con una media de valoración superior a los minutos de juego disputados. La última semana hizo 25.2 en solo 18 minutos. Tiene que estar, como durante toda la temporada.

Thomas Heurtel no se encuentra en su mejor momento: 1, 11 y 16.8 en los últimos tres partidos, mas esta semana regresa a Vitoria. En la ida, en la primera jornada, hizo su tope de la temporada —34.8— contra sus excompañeros. El Baskonia no está destacando por su defensa de los bases y el Barça sigue necesitando sumar victorias y mejorar su imagen. El próximo encuentro pinta incluso mejor: el Bilbao Basket, peor defensa de los bases a domicilio, visita el Palau.

Uno de los bases que está marcando las diferencias en el juego en las últimas semanas es Jaime Fernández. El jugador del Andorra —equipo en línea ascendente— lleva dos partidos por encima de los 20 de valoración y en las últimas trece jornadas solo ha bajado en una de la decena. En casa tiene una de las mejores medias de la competición —18.8— y ahora le vienen dos partidos seguidos en el Principado. La única pega es su próximo rival, el Real Madrid es de las mejores defensas de los bases. No obstante, Jaime no ha fallado en casa contra defensas tan duras como las del Canarias —27.6—o el Unicaja —15.6—, y en el último partido en casa le hizo un 22.8 al Barça. La semana que viene tiene un partido muy favorable en su visita a Badalona.

segundo escalón

Málaga es una de las peores canchas para los bases. Allí superaron los 10 solo Maalik Wayns —14—, Corey Fisher —12— y Thomas Schreiner —11—. Por eso esta semana Clevin Hannah desciende al segundo nivel. En la ida contra los malagueños hizo un 11. Eso no quiere decir que sea venta obligatoria: está en un gran momento —MVP de enero en la ACB—, precisamente a él no le sienta mal tener que viajar —sube casi 6 de valoración su media fuera— y la semana que viene tiene un partido favorable en Compostela. Si no lo teníamos en el equipo, el riesgo de seguir sin él otra semana más es bajo.

El Estudiantes hizo tres cuartos magníficos contra el Baskonia y la dirección de Omar Cook tuvo mucho que ver. Aunque apenas anotó —5 puntos—, repartió 11 asistencias y solo perdió un balón para acabar con 19 de valoración. El veterano jugador —acaba de cumplir 36 años— recobró su mejor nivel tras unas jornadas discretas. Ahora visita Badalona para medirse a un rival muy favorable: en el partido aplazado de la primera jornada, que se jugó a principios de este enero, hizo un 20 de valoración contra los verdinegros —serían 24 con el bonus si hubiese computado para el juego—. La semana que viene recibe al Betis, contra los que había hecho su tope de la temporada —26.4 en la ida—, aunque fuera de casa mejora mucho su defensa exterior —5ª defensa que menos recibe de los bases a domicilio—.

El «macedonio» Bo McCalebb fue de los jugadores más centrados en un Zaragoza que sigue dando muy mala imagen (este martes Cuspinera fue despedido tras haber conseguido solo una victoria en los últimos 10 encuentros). Asumió menos lanzamientos que Neal, pero lo hizo en mejores posiciones y se le vio mucho más involucrado con el equipo. Ese 17 le permite llevar las últimas cuatro jornadas por encima de los 10 de valoración. Tiene partido en casa —su media crece casi 4 puntos— y contra un rival que no debería ponerlo en grandes dificultades: el Obra. El gran problema para su inclusión es que la semana que viene visita Donostia. El GBC es la mejor defensa de los unos en casa —ningún base ha superado allí la veintena en toda la temporada, y solo uno los 15: Jaime Fernández, y con el bonus—.

tercer escalón

De lo poco salvable de la Penya en la derrota contra el Barça, en uno de los partidos que hacen afición —no al baloncesto, pero supongo que sí a otras cosas—, fue Nico Laprovittola —15—. Llegó dispuesto a asumir responsabilidades y se le vio con mucha actividad, para lo bueno —20 puntos, 4 asistencias y otros tantos rebotes— y para lo malo —6 pelotas perdidas y 0 de 6 en triples—. Ahora se enfrenta a un ex, Estudiantes, que además es una de las defensas que más valoración permite, juega en casa y el Joventut tiene una urgencia imperiosa de victorias. Se trata de una opción de riesgo porque es un jugador recién llegado, pero el partido parece muy favorable para él. El calendario que viene tampoco es malo: salidas a Andorra —que es de las defensas más duras— y a Sevilla, el Betis es el equipo que más recibe en casa de los bases contrarios.

Mucho más arriesgada es la opción Jayson Granger. Decía la semana pasada que tenía un partido propicio en el regreso a Madrid y, en un partido irregular, fue el héroe de la remontada baskonista, canasta de la victoria incluida. Con él sigue siendo todo o nada, en los últimos nueve partidos se ha quedado por debajo de la decena —6 veces— o ha superado la veintena, como este 22.8 contra el Estu. Recibe al Barça —13 en la ida— y después a otro ex, el Unicaja —3.6 en la ida—. Calendario complicado e irregularidad, solo para corazones fuertes y con muchas ganas de diferenciarse o para cazajornadas.

Si queremos buscar algo diferente y tenemos una plaza de extra disponible, no parece mala opción Kenny Chery. El base del GBC está teniendo mucho protagonismo ofensivo en los últimos partidos —18 y 24 puntos anotados— y viene de ser el MVP de la jornada con 33.6. Esta semana juega en casa contra el Granca, una de las peores defensas de los bases (viene de incorporar a Radicevic, ya ha debutado, para cubrir la baja de Oliver). Si está tan abajo es porque no hay un jugador que baje tanto cuando juega en casa como él: su media cae más de 10 puntos en Donostia. Una locura. La semana que viene repite en San Sebastián contra el Zaragoza, otra defensa favorable.

fuera de la lista

Entre los no seleccionados, se puede contemplar a Tabu como opción de riesgo. Viene de un -1 contra el Madrid, aunque esta semana tiene un partido favorable en casa contra el Fuenlabrada. Sus dos últimos partidos de local han sido un 16 y un 24.

Aleros

Venimos de una jornada en la que destacaron varios aleros sin apenas presencia en los equipos del SuperManager, como Corbacho —tope entre los treses—, Hanga, Dani Díez, Sanders, Nelson, Rabaseda… Esta parece que nos ofrece unas opciones bastante fiables, al menos en el primer peldaño.

primer escalón

No perdamos tiempo con Ponitka. Ya está en todos nuestros equipos y ahí ha de seguir hasta el final de la temporada, salvo lesión o traspaso.

Ovie Soko cumplió con las expectativas y va camino de convertirse en fijo. Lleva 6 jornadas por encima de 10 y 5 de ellas rondando o superando la veintena. Ahora se enfrenta a un Unicaja que concede bastante valoración en casa a los interiores —recuerdo que viene jugando de 4, aunque en el juego aparezca como alero— y después visita al Obra, que también es una defensa favorable. Si no está, tiene que entrar y quedarse. (Ojo, no ha jugado en Champions por un proceso febril y además el juego interior murciano recupera un efectivo: José Ángel Antelo).

Christian Eyenga se encuentra en el mejor momento de la temporada: 5 jornadas consecutivas sin bajar de 10 y lo mismo en 7 de los últimos 8 partidos, además, en 5 de ellos ha superado la veintena. Está anotando, reboteando e incluso asistiendo más que nunca. El rival no debe ser obstáculo, el Bilbao no es una gran defensa de los aleros, y el próximo partido en casa contra el Granca también le viene bien: aumenta 5 puntos su media en Fuenlabrada y la defensa exterior de los canarios es bastante permisiva.

La lesión del belga Van Rossom deja a San Emeterio en una posición privilegiada en el juego exterior taronja. La ausencia de bases en el equipo hace que otros compañeros de posición tengan que asumir la dirección y Fernando cuente con más espacio como alero. En el último partido, ya sin bases, jugó 23 minutos, anotó 17 puntos y valoró 21 en la clara derrota en Compostela. Juega con el Betis en casa y después va a Burgos, dos partidos muy favorables para él. La única duda viene por su estado físico: al parecer arrastra problemas de rodilla desde el partido contra el Zalgiris de hace dos semanas. Eso no fue impedimento para su 21 de la última jornada. Si deciden darle descanso, supongo que será en el partido de Euroliga —tienen escasas opciones de luchar por pasar a la siguiente fase—. Habrá que prestar atención al parte médico del viernes.

segundo escalón

No tan fiable como los del primer peldaño, pero con un 19 en el bolsillo de la última jornada y un 39.6 contra su próximo rival de hace escasas semanas en el partido aplazado —que no computó para el SM—, se presenta Sylven Landesberg. El máximo anotador de la ACB tiene un partido propicio para dar un pico en Badalona. Después tiene otro partido muy de cara con el Betis en casa —28.8 en la ida— y luego recibe al Unicaja —se motiva contra los grandes en Madrid, así que incluso podría seguir entonces, aunque todavía resta un mes para eso—. El calendario es muy bueno y yo seguiré apostando por él en mis equipos. No obstante, hay que tener en cuenta que es capaz de bajar de la decena en el partido que menos lo esperas. Por eso, porque en un día sin inspiración es más probable que tenga una mala valoración que el cuarteto del primer nivel, está aquí, pero pinta muy, muy bien.

Tras 7 derrotas consecutivas, el Obra está cambiando su suerte con 2 victorias seguidas. En estos triunfos, Matt Thomas, que venía de perderse un partido por un proceso vírico, fue capaz de superar los 15 en ambos —15.6 y 18—. Ya hacía tiempo que no aparecía en mi lista, porque desde aquella racha de 4 jornadas sobre la veintena —de la 4ª a la 8ª— no la ha vuelto a superar. Ahora, se presenta una buena oportunidad para superar de nuevo la barrera de los 20. Se enfrenta al Zaragoza, peor defensa de los aleros. Contra las peores defensas exteriores, Thomas lleva una media superior a los 21 de valoración y en la ida contra los aragoneses logró su tope de la temporada: 30 —con bonus—. Huele a pico.

No cambiamos de partido, su rival y compatriota Gary Neal se mantiene en la lista a pesar de la mala última jornada —8 de valoración—. Volvió a jugar muchos minutos, casi todos —35—, y continuó amasando bola y tirando cuanto quiso —5 de 12 en tiros de campo y 4 de 5 en libres—. Los minutos que vi del partido, Neal forzó mucho en ataque —acabó con 7 pérdidas— y se desentendió en labores defensivas. Iba tan falto de rumbo como el propio Basket Zaragoza. La llegada del nuevo entrenador no debería cambiar su protagonismo, pero sí darle un poco de criterio al equipo y conseguir un mayor compromiso colectivo del estadounidense. Eso debería ser positivo también para su desempeño en el SM —más asistencias, rebotes y menos situaciones forzadas, aunque es evidente que se espera de él que se cree su propios tiros—. Por lo pronto, parece que este fin de semana será Pep Cargol —segundo de Cuspinera— el que tome los mandos, con lo que no debería haber cambios importantes, pero sí cierta reacción anímica que se suele dar tras las destituciones. Tiene un partido en casa, donde su media de valoración crece más de 7 puntos hasta los 19, y contra un Obradoiro que no es de las defensas más fuertes —tampoco de las más débiles—. La jornada es propicia para él. La semana que viene, en la visita al GBC, ya no parece tan buena opción.

tercer escalón

Cerramos los aleros interesantes con una opción un poco más arriesgada, por el rival —Baskonia, una de las mejores defensas exteriores—. Adam Hanga, de los últimos seis partidos, en cinco ha superado los 15 de valoración. Se enfrenta fuera a su ex, contra el que hizo un 22.8 en la ida, que era su tope de la temporada hasta el 24 del pasado fin de semana contra la Penya. En la Euroliga, en diciembre, hizo un 12 en Vitoria en la derrota de su equipo. La semana que viene, con la visita del Bilbao, tiene un partido muy favorable, porque valora bastante mejor en casa —casi 4 puntos más que fuera— y los hombres de negro son permisivos con los aleros rivales.

fuera de la lista

Esta semana no entra Jaka Blazic. Nos ha dado grandes alegrías en las últimas jornadas, pero ahora se enfrenta al Real Madrid en Andorra. Los blancos son la mejor defensa a domicilio de los aleros —con mucha diferencia sobre la siguiente— y contra las grandes defensas en Andorra Blazic no está valorando bien: -1 en la visita del Canarias, 2.4 en la del Unicaja y 13 contra el Fuenla —en el debut en casa—. Ya decía que la semana pasada no era mal momento para darle descanso a Schilb —4—, si no lo hicimos entonces, deberíamos hacerlo ahora: se enfrenta al Valencia Basket, mejor defensa de los aleros, y viene de dos partidos por debajo de la decena. Rafa Martínez estaba siendo muy buena opción con un solo base en la rotación del Valencia, haciendo de complemento de Van Rossom. No obstante, ahora con la baja también del belga, debe asumir todavía más minutos —jugó 26—. Debutó con esta nueva responsabilidad con un 11, que se antoja escaso, aunque él baja mucho sus números fuera. Juega en casa, pero contra una buena defensa a domicilio de los unos —Betis—. Habrá que ver si funciona igual de bien sin bases que con solo uno. Puede ser una opción de bandera para cazajornadas. Para el resto, hay suficientes alternativas de calidad como para pensar en él. Otra bandera para cazajornadas a tener en cuenta es Vidal. En casa rinde mucho mejor y se mide al Estu, al que ya la había hecho un 19 en Madrid a comienzos de enero. Esos cazajornadas también pueden pescar en el Buesa Arena. El Barça es uno de los equipos que más picos conceden a los treses rivales. El mejor candidato en el Baskonia para aprovechar esa oportunidad parece ser Rodrigue Beaubois. El anotador francés, que estaba de baja cuando jugaron en la ida y que en la Euroliga contra ellos solo jugó 15 minutos e hizo un 6, superó la decena en 5 de los 7 últimos partidos. El jugador que más alegrías nos dio el año pasado en el SM, Edwin Jackson, regresa a la ACB y lo hace de nuevo al Barcelona, donde tuviera un paso muy discreto. Debute o no, todavía no es el momento para ir con él. Hay que ver cómo se adapta a un rol muy diferente al que tenía en el Estu y si por fin logra funcionar en un grande tras los decepcionantes pasos anteriores por Barcelona y Málaga.

Pívots

La mala actuación de varios de los pívots importantes despierta dudas que no existían en jornadas anteriores.

primer escalón

Ni contra el Barcelona hay nada que objetar a Shengelia. Tiene que seguir. Punto.

Tampoco deberíamos dudar de Norel tras el 4.8 en 20 minutos de la última semana. Henk lleva 13 de 18 jornadas superando la veintena y se enfrenta en casa al Granca —contra el que valoró 30 en la ida—. Su media en el Donostia Arena es de casi 24 puntos.

Edy Tavares continúa inmenso: 2 partidos de los últimos 3 por encima de los 30 de valoración, dominando las zonas desde sus 220 centímetros. En este estado de gracia el rival es lo de menos, pero el Andorra está siendo una de las defensas que más valoración recibe de los interiores.

Tibor Pleiss, si Dubi continúa de baja —al menos no estará todavía en la Euroliga—, se postula como uno de los pívots más interesantes de la semana. La torre alemana se enfrenta en Valencia a un Betis que fuera de casa es la peor defensa de los interiores. Sin el montenegrino tiene una media de casi  22 de valoración. La próxima semana va a Burgos, que también es un rival muy favorable, pero habrá que ver qué pasa con Dubi.

segundo escalón

Ante un rival muy complicado —Valencia Basket— pero con una victoria cómoda de su equipo, Artem Pustovyi pasó bastante desapercibido: dos canastas en juego y solo un rebote para acabar en 13.2 —gracias a las 5 faltas recibidas y el 5 de 7 en libres—. El viaje a Zaragoza supone un escenario propicio para una buena jornada: los maños son una de las defensas más permisivas y ya en la ida el gigante ucraniano había hecho un 22.8 contra ellos. Tiempo atrás, no era aconsejable pensar en el pívot del Obra cuando jugaba lejos de Compostela, no obstante, las dos últimas salidas —ya en este cambio de dinámica en el que está inmerso su equipo— las ha saldado con un 18 en Málaga y un 36 en Bilbao. La semana que viene recibe al Murcia en Santiago, se trata de una buena defensa, pero puede tener problemas para detener a un jugador de sus características —hizo 15.6 en Murcia, cuando estaba valorando muy mal fuera—.

Jerome Jordan solo ha superado la veintena en uno de los dos últimos 5 partidos, pero tiene buena pinta para las próximas jornadas. El calendario le es muy favorable y la Penya se juega la vida en los partidos que vienen. Este fin de semana recibe al Estu, que es una defensa muy favorable. En el aplazado, solo hizo 11 contra ellos, pero se debió a problemas de personales: apenas pudo jugar 15 minutos antes de que le señalasen la quinta. En Badalona se desenvuelve mejor —su media de valoración crece en 5— y es más complicado que en casa le piten según qué cosas. Después viaja a Andorra, 25.2 en la ida, y a Sevilla —27.6—.

Hay dos entrenadores de la ACB a los que temo: Sito Alonso y Plaza. Suelen tener rotaciones largas y cambian de forma habitual los roles de sus jugadores sin que sea posible preverlo, un día juegan mucho y son muy importantes y al siguiente cuentan con escasos tiempo de juego y protagonismo. Por eso la presencia de los jugadores del Unicaja y del Barça en mi lista no es habitual, solo Heurtel ha sido recurrente a lo largo del año. Me costó mucho meter a Gio Shermadini en las selecciones, a pesar de que es el tercer pívot más valorado de esta temporada, y me costó todavía más llevado en mi mejor equipo —sí, justo la semana pasada lo fiché por primera vez e hizo su peor valoración del año—. Llevaba 14 jornadas por encima de la decena, el rival le era muy favorable, pero solo jugó 15 minutos y apenas lanzó 4 veces a canasta —venía de 26 minutos, 9 lanzamientos y otros tantos tiros libres—. No hay quien lo entienda, porque no fue el caso de un partido sencillo en el que decides dar descanso a un jugador, el Burgos luchó hasta el final. En casa su media está por encima de los 20 de valoración y recibe al Murcia en el Carpena, que, a pesar de las bajas interiores, es una defensa complicada, con mucho músculo e intensidad. Sus 5 últimos partidos computables en casa fueron grandes valoraciones: 24, 24, 19.2, 25.2 y 31.2. No pinta mal, pero a ver quién se fía ahora —a mí me va a costar—. La semana siguiente va a Vitoria.

tercer escalón

Si tenemos muchas ganas de arriesgar y diferenciarnos, podemos contemplar la opción de Devin Thomas. El interior de los hombres de negro se enfrentan a la segunda defensa que más concede a los pívots fuera de casa —el Fuenla—. En los otros dos partidos en Bilbao contra las peores defensas interiores, Penya y Estu, superó la veintena. Su condición de extra no pesa demasiado esta semana y la próxima jornada contra el Barça en el Palau debería ser venta.

Una de las revelaciones de la temporada está siendo el debutante Sebas Saiz. Aprovechó un calendario favorable para hacerse fuerte —15.6, 20.4 y 21.6— y superó con un sobresaliente la prueba frente a una de las defensas más exigentes: 21 contra el Unicaja. Cada vez juega más minutos, 23-24, y se está mostrando muy sólido y activo, haciendo las cosas que sabe hacer —66% en tiros de campo—. En cambio, tiene un calendario durísimo, por lo que queda como opción solo válida para los más audaces: Canarias, Valencia Basket, Madrid, Murcia y Barcelona.

fuera de la lista

Era de esperar una bajada en los minutos de Felipe Reyes, pero no que fuese el descarte de la jornada. Aunque su media de valoración por minuto sea muy alta, con el regreso de Randoph ya no tiene sitio en los equipos más allá de cazajornadas. Ryan Kelly ya se había quedado fuera la semana pasada y aquí sigue, tiene un calendario complicado y eso está cambiando su dinámica. Tenemos que darle unas semanas a ver cómo evoluciona. Deon Thompson fuera de casa ya no solía ser buena opción, además se enfrenta a un rival muy duro. Alertaba Luis Hidalgo en su artículo de la semana pasada de lo mucho que estaban valorando los cuatros contra el Betis y ponía el foco sobre Daniel Clark (acertar un pico de Clark, que solo llevaba dos en toda la temporada, es de megacrack). Así que, en la búsqueda de sorpresas equivalentes para cazajornadas, a Will Thomas —ningún partido por encima de los 20— o a Doornekamp —solo uno, y con el bonus— les puede tocar ese pico contra los verdiblancos.

El equipo del blog

Otra vez había salido en mi mejor y en Andrómenas con los mismos jugadores, esos 175.8 puntos han valido para subir 270 puestos hasta el 1349º. El top 1000 queda a menos de 20 puntos. Esta semana puedo meter a todos los jugadores del primer escalón, con Landesberg en vez de San Emeterio. Por tanto, entran Soko por Schilb, Eyenga por Neal y Pleiss toma el sitio de Shermadini —ni que decir tiene que hará un pico—.