SuperManager j. 34: tanta paz lleves...

...como descanso dejas, SuperManager. No te echaré de menos... durante un tiempo.

Esta jornada se juega íntegra el domingo por la mañana (toca estar atentos a las últimas novedades), así que tendremos hasta entonces para hacer los cambios. Como todos los años, este fin de temporada se me está haciendo muy largo y hace semanas que tengo ganas de que termine de una vez. En un mes ya estaré deseando que comience la próxima edición. ¡Maldito SuperManager!

Balance

Balance de la jornada anterior

La penúltima fue una semana muy complicada, Todorovic, uno de los más comprados, no jugó de forma inesperada (es lo que tiene que la jornada comience 5 días antes de que se juegue el último partido de la misma) y, además, fallaron los principales aleros (Okoye, Beirán y Shields ni llegaron a los 5) y tres bases relevantes como Albicy, Marcelinho (venía de alcanzar la veintena) y Facu. En mi mejor, en las jornadas encadenadas tuve dos pequeñas bajadas y en esta última una pequeña subida (con Todorovic y los aleros mencionados, aunque también con Wiley; hice 154.2 puntos), así que estoy más o menos donde iba. Un poco más atrás en la clasificación, 404 de la general, pero va todo muy apretado en esta zona: estoy a 14 de abandonar el Top 500 y a algo menos de 20 de entrar en el Top 300. En la última jornada todavía puede cambiar bastante el panorama. Ha sido una temporada bastante peor que la pasada, aunque ya dije que me conformo con meterme entre los quinientos primeros (para mi nivel es suficiente).

Selección

Selección de la jornada

La leyenda es la siguiente: en negrita van los que son cupo y de rojo los extracomunitarios. Los jugadores están listados por orden de preferencia. Me podéis seguir en Twitter para estar al tanto de nuevos artículos y de cualquier modificación que pudiera tener este.

Bases

Primer escalón

Laprovittola

Heurtel

Booker

Segundo escalón

Campazzo

Vildoza

Cook

Hannah

A. Díaz

Cvetkovic

Tercer escalón

Bassas

Fisher

Aleros

Primer escalón

Okoye

Beirán

Segundo escalón

Lundberg

J. Fernández

Seibutis

San Emeterio

Hanga

Tercer escalón

McFadden

Hilliard

Shields

Garino

Clavell

Pívots

Primer escalón

Wiley

Gerun

Diagne

Segundo escalón

Todorovic

Tavares

Iverson

Shengelia

Dubljevic

Shermadini

Abromaitis

Brown

Tercer escalón

Huskic

Whittington

Kravtsov

Zubcic

Tomic

Valencia – Baskonia

El Baskonia es el que tiene algo en juego (el segundo puesto). Aun así, no va a tener nada fácil regresar a Vitoria con el triunfo. El único base relevante para el SM es Vildoza. El argentino está terminando la liga a gran nivel (tres seguidos superando la quincena) y viene jugando más de 30 minutos por partido en este desenlace de la regular. Uno de los aleros fijos hace unas semanas no pasa por su mejor momento. En los últimos cuatro partidos, Shields solo alcanzó la decena en dos —y uno de ellos con el bonus—. Es uno de los jugadores a los que más le ha afectado el regreso de Shengelia (por el peso ofensivo que tiene el georgiano) y, por supuesto, también el protagonismo que ha ganado Garino en las últimas jornadas. Lo lógico parece ser darle salida (está siendo el jugador más vendido). No obstante, si buscamos diferenciarnos y recuperar posiciones, podemos plantearnos mantenerlo: el Valencia es de los equipos que más reciben en la posición. También pueden ser opciones de riesgo a tener en cuenta el propio Garino (dos seguidos rondando la veintena) o Hilliard (lleva 5 sin bajar de la decena, aunque solo dio un pico en la última contra la Penya). En el Valencia tenemos una bandera que puede resultar decisiva en San Emeterio. Termina la liga en buen momento (los seis últimos superando la decena), pero sobre todo tiene el factor ex en este partido: ha superado la veintena en las últimas cinco visitas del Baskonia (contando el Playoff). Por dentro tampoco hay ningún fijo. Si Tobey vuelve a ser baja (no está confirmado), podemos pensar en mantener a Dubi (con minutos debería cumplir sobre la quincena), aunque el pico no parece probable. No contemplo a Poirier, contra la Penya fue el jugador que decidió el partido (tras tres cuartos muy discretos), pero sin Todorovic no tenía mucha oposición, que sí tendrá esta vez con Dubi y familia. Además, fuera de casa su media cae en más de 5. La semana pasada no vimos la mejor versión de Toko, desatinado sobre todo en los libres. No va a ser su partido más fácil, pero su bandera, la importancia que tiene en el Baskonia y la necesidad de la victoria para mantener la segunda plaza, hacen que podamos quedarnos con él (aunque su presencia no es obligatoria).

Unicaja – Andorra

El Andorra necestia ganar para tener opciones de Playoff (lo tiene complicado). Ambos equipos reciben poco de los bases, así que solo contemplaría a Alberto Díaz como bandera de riesgo. El malagueño en casa duplica sus números hasta el 15 de valoración media. Por fuera gana mucho interés Jaime. Parece que le vuelven a entrar (cuatro partidos sin bajar de la decena), se enfrenta a su ex y Salin es baja. Por dentro el interés está en otro ex: Shermadini. El georgiano se fue a la treintena en la ida y superó los 14 en cuatro de los últimos cinco. En el Andorra los focos están sobre Diagne. El senegalés es uno de los jugadores más en forma de la liga en este último tramo, está mostrando una actividad increíble, llega a todos los sitios, y condiciona los encuentros en ambas canastas. Solo ha pinchado en uno de los últimos 11 partidos (y en más de la mitad superó la veintena). Lo arriesgado es ir sin él (para eso podemos escudarnos en que no va a tener un encuentro fácil).

Breogán – Burgos

A pesar de dejar buena imagen y luchar muchos de los encuentros, cinco derrotas seguidas han devuelto a los lucenses a la LEB. No hay nada en juego, aunque más de un jugador querrá hacerse ver para intentar seguir en la ACB. En los bases solo contemplaría a Cvetkovic. El serbio volverá a jugar muchos minutos (30 en el último) y tendrá muchos lanzamientos (9 triples intentados). Si le entran, dará pico. Fitipaldo fuera de casa no suele ser buena opción. Redivo acabó en la veintena en el último, así que será difícil que repita. Es un jugador muy irregular. Lo más interesante va por dentro. A Gerun no le van a faltar ofertas ACB tras una gran temporada de debut. Está siendo uno de los pívots más destacados de este tramo final y ha superado la veintena en los tres últimos partidos de local (más de 18 de media en el Pazo). Otro que ha completado un gran curso es Huskic. El serbio debería alcanzar la quincena sin mucha complicación, aunque no está siendo un jugador de grandes picos (no ha alcanzado la treintena en todo el curso, pero sí una docena de veces la veintena). El tapado puede ser Brown. En casa rinde mucho mejor (17 de media) y en el cuatro el Burgos cuenta con la ausencia de Sutton.

Joventut – Estudiantes

El Estu se dejó todo en la jornada anterior, y le salió perfecto (están salvados), el Joventut —aunque compitió a gran nivel en Vitoria— va a poner todo, Todo para esta. A priori es uno de los partidos más claros de la jornada (después…), el Estu llega sin nada en juego, con las bajas interiores de Caner-Medley y Suton y por fuera tampoco estarán sus mejores jugadores: Gentile y Brizuela. Lampropoulos es duda. En la Penya necesitan ganar para asegurar la plaza de Playoff. Ni siquiera para arriesgar prescindiría de Lapro esta jornada, lleva tres en la veintena seguidos y no es el día para pinchar. En el Estu cobra bastante interés Cook, la Penya no es un equipo exigente en la posición (14 en la ida) y el norteamericano tendrá que asumir más protagonismo por la ausencia de sus compañeros. Como el Estu es el que más concede en la posición a domicilio, una opción de riesgo en la búsqueda de diferenciación puede ser McFadden. El estadounidense ya les hizo 18 en la primera vuelta con el Canarias y viene de un buen partido contra el Baskonia. Por supuesto, también Clavell sirve para kamikazes, va a asumir un montón de lanzamientos. Si los mete, pico; si no, negativo. Todorovic debería hacer un pico (más con las ausencias interiores del Estu), pero todavía está marcado como duda. Lo bueno es que, como tenemos jornada unificada, deberíamos saber si está para jugar antes del cierre (ya ha entrenado y si calienta debería jugar con normalidad). Cada quien que vea si quiere asegurar con otras opciones. Whittington se ha quedado bastante solo en el juego interior estudiantil, así que puede ser una opción en la búsqueda de la sorpresa, sobre todo si el montenegrino no jugara.

Zaragoza – Manresa

En cuanto a importancia, es el encuentro de la jornada: el que gane está en Playoff. El favorito es el Zaragoza, sube el nivel en casa, recupera a Fran Vázquez y el Manresa llega con bajas importantes, aunque puede regresar Fisher (está dado de alta). En los bases solo lo contemplaría a él, pero como opción a la desesperada, porque lleva unas cuantas semanas parado y si llega va a ser muy, muy justo. Es un buen partido para los aleros. Okoye es fijo. Elegido en el quinteto de la temporada, en casa está en casi 20 de media. Seibutis es una opción a la contra. En cualquier caso no pinta mal para él (casi 14 de media de local y 5 de los últimos 6 superando la decena), pero los que tengan que arriesgar de forma suicida pueden cambiarlo por Okoye, por si el norteamericano se mete en problemas de faltas o algo así. En el Manresa la atención recae en Lundberg, por el que va a pasar gran parte del juego de los del Bages. El danés se fue a la veintena en la ida y el Zaragoza da facilidades en las posiciones exteriores. La carta del ex la podemos jugar con Sergi García, que viene de hacer su mejor partido con el Manresa y el Zaragoza es una defensa permisiva en el uno. Con la vuelta de Fran Vázquez no creo que sea un buen partido para Lalanne, así que la única opción, a todo o nada (en función de si le entran los triples), es Zubcic (superó los 25 en las dos últimas).

GBC – Real Madrid

En el caso del GBC, llegar vivo a la última jornada ya es un gran mérito. Sin embargo, se enfrenta al peor rival posible e incluso ganando tendrá complicado mantener la categoría (deben perder el Obradoiro y el Joventut). Contra este rival intentaría evitar los jugadores donostiarras. El Madrid presenta dudas. Después del último tropiezo, Campazzo no parece tan atractivo. Tras una mala F4, puede ser un buen partido para que Llull encuentre sensaciones. Aun así, el argentino es el más sólido en el juego exterior blanco, el GBC da muchas facilidades (25.2 en la ida) y solo una vez en toda la temporada ha fallado en partidos consecutivos. En los aleros el Madrid tiene una rotación muy amplia, es muy difícil adelantar quién va a tener más protagonismo esta vez. Si está calentando, podemos jugárnosla con Rudy para buscar la remontada. El mallorquín tiene 14 de media a domicilio, aunque no viajó en los dos últimos y en el anterior en Murcia casi no jugó. Eso sí, los dos partidos en los que alcanzó la treintena este año eran fuera. Tavares está a un nivel altísimo, aunque la valoración de la última jornada se quedó un poco corta. Tiene una gran superioridad respecto al juego interior de los de Valdeolmillos, así que el pico no sería de extrañar por más que en al ida no alcanzara la decena.

Obradoiro – Barça

Por suerte, el Obra tiene bastantes opciones de salvarse incluso perdiendo. Los compostelanos son el peor equipo de este final de temporada: una única victoria en la última docena de partidos. El Barça necesita ganar para seguir optando al liderato y a la segunda plaza. Es complicado pensar en algún jugador local, Kostas no está jugando muchos minutos últimamente y el Barça por dentro es un equipo que concede muy poco. En el Barça tenemos una opción muy clara: Heurtel se enfrenta a la peor defensa de los bases y viene en un gran momento. No perdamos tiempo. En los aleros el más interesante es Hanga. El húngaro viene de pico, pero está valorando de forma poco constante y en la ida se quedó en 0. Por dentro regresa Tomic. El pico que hizo Seraphin en la ida (dado de baja en esta jornada) puede ir para el croata, aunque es una opción de riesgo porque lleva varios partidos fuera y no sabemos de cuántos minutos va a disponer. Más riesgo todavía implica un ex del Obra: Pustovyi, su opción pasa por un Tomic con poca presencia.

Murcia – Gran Canaria

Sin alicientes calsificatorios, hay algunos jugadores de interés para el SM. Tal como vienen jugando ambos equipos, apunta a festival anotador. El principal en el Murcia es Booker. El base californiano fue clave en la salvación. En los últimos partidos está asumiendo una barbaridad de lanzamientos y el Granca es el equipo más amable en la posición a domicilio (Booker rinde mucho mejor contra las peores defensas: 17 de media). Si tiene algo de puntería en los triples, no me extrañaría que despidiese la temporada en los 40. El resto de jugadores de interés están en los insulares. Hannah regresa a Murcia, donde hizo un curso pasado espléndido. Murcia esta temporada fue un lugar muy complicado para los bases, pero ahora juega a otro ritmo y sin la amenaza del descenso espero que se impongan los ataques. El jugador con pasaporte senegalés superó los 15 en cuatro de los últimos cinco. No es partido para Eriksson (así que igual por fastidiar esta vez tiene minutos y le entran todas). Por dentro, una de las sensaciones de la temporada —al que no le faltarán pretendientes para la próxima campaña— tiene un partido para salirse. Wiley lleva cinco encuentros sin bajar de la veintena y el juego interior del Murcia es muy amable con los rivales.

Fuenlabrada – Canarias

En el Fuenla solo están pendientes de la despedida del gran Marko Popovic (veremos si puede ser desde el parqué) y los de La Laguna necesitan la victoria para asegurar la postemporada. El Fuenla es de los equipos que más reciben en todas las posiciones, así que los jugadores más importantes de los canarios tienen una buena jornada por delante. En el uno Bassas está terminando muy bien la liga (dos seguidos en la veintena) y es de los pocos que fuera incluso valoran mejor. Beirán nos decepcionó en las dos últimas, aunque esta pinta muy bien para él: 19 de media contra las peores defensas y 30 en la ida. Iverson recuperó sensaciones en la última y ahora tiene un partido para repetir pico: se enfrenta a la peor defensa interior (19.2 en la ida). Tampoco es mal partido para Abromaitis, que también viene de superar la veintena y en la ida llegó a la treintena. En el Fuenla, Eyenga seguirá sin pinchar, aunque en una jornada como esta su 12 de rigor no nos va a bastar. Cruz si tiene el día puede valorar contra cualquiera, pero en la ida se quedó en cero y si Popovic está al final, el juego se centrará en él. La opción sorpresa puede ser Kravtsov, que alcanzó la treintena en el último partido como local y el Canarias no es una defensa exigente en la posición.