Balance de la 16ª jornada

El SuperManager también es esto. Esta última jornada ha sido de las más duras para mí, a pesar de la paliza de la semana pasada en la elaboración de un análisis exhaustivo, las cosas no se han dado. Con una puntuación de 203 bajo del 4º al 11º de la general y el liderato pasa de estar a 22 a… ¡68 puntos! Es parte sustancial de la gracia del asunto, mirarlo todo y planificar sale bien a largo plazo, pero puede deparar jornadas como esta. Lo importante es no perder la cabeza y seguir igual, para no entrar en malas dinámicas que desbaraten la trayectoria de todo el año.

Lo más relevante fue que llevase a Heurtel en vez de a Hannah —ya lo tenía en el equipo—. La semana pasada daba las razones para llevar al francés, que en casa nunca había bajado de 16.8, llevaba 23 de media, en el partido de Euroliga contra el Unicaja había sumado 24, el Barça venía en buen momento… y todo eso para que se marcara un inesperado 1, la valoración más baja de todo el año. Blazic tampoco ha cumplido las expectativas, aunque este sí que dio muestras de poder hacerlo: terminó la primera mitad con 12 de valoración —y había llegado a estar incluso en más—, lo que lo dejaba en progresión de esos veintitantos que esperaba. En toda la segunda parte solo consiguió restar hasta los 9.

Ya decía la semana pasada que apuntaba a jornada de diferencias y así ha sido. Cuando hay puntuaciones muy altas, cualquier tropiezo penaliza más de la cuenta.

Así le han ido las cosas a la selección:

Bases
Doncic (33.6)
Heurtel (1)
Jaime (8)
Granger (1)
Hannah (22.8)
Wayns (1)
Van Rossom (21.6)
Aleros
Schilb (21)
Blazic (9)
Landesberg (13.2)
Ponitka (24)
Popovic (13)
Abalde (15.6)
Pívots
Norel (20.4)
Shengelia (28)
Reyes (16.8)
Kelly (28)
Pustovyi (17)
Brown (25.2)
Stevic (7)
Jordan (24)
Sobre todo ha sido un desastre en los bases, la apuesta por Blazic salió mal y los pívots cumplieron, pero había también opciones de fuera de la lista que lo hicieron muy bien: Deon Thompson dio un pico en el que no confiaba y también Walter Tavares, que sí me parecía más plausible —de hecho, lo había fichado en los equipos de broker y gracias a eso pude subir bastante—, pero no se me ocurrió meterlo en la selección —por tanto, no lo llevé en los equipos de valoración— y eso sí que fue un grave error.

Selección de la 17ª jornada

Como es habitual, ahí va la selección y a continuación está explicada. Si alguna novedad de última hora cambia las cosas, editaré el artículo y avisaré en mi cuenta de Twitter de los cambios.
Bases
Doncic
Heurtel
Van Rossom
Hannah
McCalebb
Aleros
Ponitka
Schilb
Soko
Vidal
San Emeterio
Landesberg
Vasileiadis
Blazic
Pívots
Shengelia
Pleiss (duda)
D. Thomas
Shermadini
Norel
Thompson
Jordan
Kelly
Pustovyi
Brown
Tavares
Tomic
Será importante, como siempre, acertar con la distribución de las banderas. En esta última jornada de la primera vuelta, todavía quedan por decidirse las dos últimas plazas para la Copa de Gran Canaria —en realidad faltan 3, mas el Unicaja lo tiene hecho—: Baskonia, Canarias y Murcia necesitan emplearse a fondo para apurar sus opciones (aquí podéis ver qué necesita cada equipo para entrar).
Bases

Primer peldaño. Como es habitual, Doncic va en lo alto (aunque había jugado en Euroliga, finalmente será baja por una amigdalitis; esto lo cambia todo). San Van Rossom es el segundo base más valorado de los últimos partidos —tras el esloveno—: 20, 19, 19 y 18, sin contar el bonus e incluido el partido aplazado. Parece que iba a dejar de ser buena opción pronto por el debut de Sergi García la semana pasada —sus minutos cayeron de casi 30 de media a 22—, pero el base mallorquín se ha lesionado otra vez, por lo que debería volver a andar sobre los 30 minutos de juego durante las próximas jornadas. En sus partidos con 25 o más minutos en cancha lleva —con bonus— 19.2, 15.6, 22.8, 20, 19 y 21.6. Total fiabilidad. El calendario le resulta favorable, no hay ninguna de las mejores defensas de los bases en el horizonte durante las próximas jornadas. Esta juega en casa contra el Fuenla —defensa que más puntos ha concedido esta temporada de los bases, aunque mejora un poco fuera: 4ª peor—. Cabe esperar que durante la baja de García siga moviéndose en torno a los 20 y con una probabilidad muy baja de tener algún tropiezo. El 1 de la última semana de Heurtel no debería condicionarnos para esta. Fue su peor valoración del año. Solo ha bajado de la decena en 4 ocasiones, dos de ellas contra equipos que conceden poco de los bases: Real Madrid y Unicaja —contra los que en Euroliga hizo 14 y 24—. No volverá a tener un partido contra las mejores defensas hasta dentro de 5 jornadas —Murcia, contra la que valoró 30 en la primera vuelta— y en la doble jornada de Euroliga ha sumado 26 y 17, con lo que es probable que su media ande al rededor de la veintena durante el próximo mes. Esta semana va a Andorra y después recibe a la Penya. El único punto en su contra es que fuera de casa baja su media casi 6 puntos, que no llega para que salga del trío de bases que mayor fiabilidad me ofrece esta semana.

El segundo nivel lo encabeza Clevin Hannah. El senegalés de Rochester ha superado la veintena —contando el bonus— en 5 de las últimas 7 jornadas, en las que no lo hizo se enfrentó al Madrid y al Baskonia. El rival no es de las mejores defensas de los bases, pero tampoco de las peores. Hannah está en un momento dulce, el Murcia necesita ganar para meterse en Copa —aunque no depende de sí mismo—, fuera de casa su media crece 5 puntos —está en 18.65— y juega contra un equipo en descenso que solo ha ganado 1 partido de los últimos 7 —la victoria fue contra el único que lleva peor racha: el Zaragoza—. ¿Por qué no está en el primer peldaño? No hay más razón numérica que los dos antecedentes contra la Penya: 0 y -6 —este año, contra su otro ex, el Bilbao Basket, ha hecho 9.6—. Pero lo que tiene más peso es una apreciación subjetiva por la que me voy a guiar yo y a la que no le deberíais otorgar valor. Soy seguidor de su rival, la Penya, desde niño. No puedo asegurar que no se haya dado con anterioridad, pero desde luego no recuerdo al equipo en todos estos años en descenso en un momento tan avanzado de la temporada. De hecho, el Joventut siempre ha estado en la máxima categoría, tanto en la era ACB como en tiempos de la Liga Nacional —solo el Real Madrid puede decir lo mismo—. El partido es en Badalona, con todo ese peso de la historia, y creo, sin mucha base, que va a ser un partido muy diferente al que se viene viendo de los verdinegros: habrá mayor motivación, presión ambiental… Pienso que va a ser un enfrentamiento más duro para el Murcia y para Hannah de lo que pueda parecer, si quieren que los de rojo no funcionen, tienen que desactivar a Clevin. No creo que haya que venderlo si ya está en el equipo y si atendemos a criterios objetivos, no sería mal negocio pensar en ficharlo, pero yo esta semana miraré antes a otras opciones de base. Cierra la lista McCalebb. El base del único equipo equiparable en cuanto a mal momento a la Penya ha hecho 25.2 y 23 en las dos últimas jornadas, ya con ritmo de competición y siendo la referencia del equipo —juega muchos minutos y tiene toda la bola que quiere—. El único pero es que Neal, estrella de los aragoneses, regresa tras lesión este fin de semana. Queda la duda de a qué ritmo vuelve y cómo se reparten el juego ofensivo —solo han coincidido en los dos primeros partidos de McCalebb, cuando el jugador con pasaporte macedonio todavía no había entrado en dinámica—. Sin el regreso de Neal sería una opción de primer escalón.

Fuera de la lista destaca Jaime Fernández. El base del Andorra, tras diez jornadas, volvió a bajar de la decena ante el Estudiantes: 8. Rinde bastante mejor en casa, pero los dos próximos partidos en el Principado son esta jornada contra el Barcelona y, dentro de dos, contra el Madrid. Parece el momento de agradecerle los servicios prestados y decirle hasta la próxima, a no ser que necesitemos sí o sí una bandera en los bases o no tengamos suficientes cambios (algo que con la baja de última hora de Doncic será lo más habitual), en ese caso sería bueno pensar en él para dos jornadas —la semana que viene va a Fuenlabrada, una defensa bastante permisiva—. Jayson Granger es todo o nada, en las últimas 7 jornadas ha estado en 5 por debajo de la decena y los otros dos partidos son un 30 y un 28.8. Queda para cazajornadas. Wayns se enfrenta a una buena defensa, viene de un 1 en Bilbao y su condición de extra pesa más ahora por las buenas opciones de no comunitarios en los pívots. (Campazzo ahora cobra otro interés, claro).

Aleros
A lo alto del primer escalón regresa Mateusz Ponitka. El polaco ha dejado atrás su lesión y la semana pasada ya estuvo en los 24. Ahora, su equipo necesita su mejor versión para certificar el pase a la Copa. Recupera su condición de fijo. No hay motivos para que Schilb no repita otra semana más en el nivel más alto de la lista. Aunque tiene una salida muy dura a Vitoria, ningún otro alero ofrece una fiabilidad semejante a la del jugador con pasaporte checo: lleva 6 jornadas sobre los 20 de valoración, 30 minutos de media y una importancia capital en la ofensiva bética. La visita del GBC a Sevilla de la semana próxima le es muy favorable. Esta semana debuta en el primer peldaño el británico Ovie Soko, que se encuentra en el mejor momento de su carrera. Lleva el último mes por encima de los 10 de valoración y en las últimas dos jornadas ha hecho 23 y 24 —en la Champions viene de anotar 27 puntos y alcanzar los 31 de valoración—. Con lo corto que anda el juego interior murciano, está jugando bastante de 4, que es precisamente la posición más floja de su rival, el Joventut —tampoco es bueno en la defensa de los aleros—. Las perspectivas son muy buenas para él esta jornada. La semana que viene regresa al Murcia —donde aumenta tres puntos su media— para recibir al Canarias, que es una defensa bastante exigente.

Si en nuestra planificación entra la posibilidad de fichar a un jugador para una única jornada y necesitamos banderas —cosa probable—, Vidal puede ser buena opción esta semana. Antes del uno de hace dos semanas contra el Madrid en casa, llevaba en el Olímpic una racha de 18, 24, 20.4, 19.2 y 21 en los cinco partidos anteriores. El Murcia es una defensa bastante aceptable, aunque debería poder regresar a esos números si la Penya quiere disputar el partido. La semana que viene, fuera de casa y contra el Barça, debería volver a salir de los equipos. A pesar de que la vuelta de Green, que ya ha jugado en Euroliga, le pueda restar importancia —y, ojo, incluso podría tener minutos Sastre—, San Emeterio se presenta como una de las opciones más fiables entre los aleros con bandera. La jornada pasada volvió con 25 minutos de juego y un nuevo pico de 33.6. El Fuenla es de las defensas que menos conceden en la posición de tres, pero Swing, Soko, Neal, Richotti y Thomas han conseguido superar la veintena contra los de Néstor García. En los partidos de Euroliga de esta semana ha hecho 8 y 12 y la vez anterior que jugó tras doble jornada de la máxima competición continental, sumó 16. No parece el mejor día para un pico, pero debería cumplir. Después le toca visita a Compostela. Landesberg parece encontrarse menos inspirado —14 y 13.2 en los dos últimos partidos— pero con mayor fiabilidad —antes en los partidos que no alcanzaba la veintena no solía llegar ni siquiera a la decena—. La salida a La Laguna no será un partido sencillo, pero si le entran los tiros, puede hacer un pico contra cualquiera; si no está atinado, parece que andará entre los 10 y 15 de valoración, que no es poca cosa. Después le viene otro partido complicado con la visita del Baskonia a Madrid. El que está de dulce es su rival Kostas Vasileiadis: 21.6 y 17 en las dos últimas jornadas y un 16 en la abultada victoria de esta semana en Champions —el regreso de Ponitka no parece haber afectado negativamente a su importancia ni a la confianza que tiene en él Katsikaris—. Está lanzando con grandes porcentajes y el Estu no es de las defensas exteriores más exigentes —aunque tampoco de las más fáciles—.

En el tercer y último nivel va una opción de muy alto riesgo, casi más para cazajornadas que para equipos de la general. He metido a Blazic en la lista porque lo llevaba en la mayor parte de los equipos y en algunos de ellos tengo intención de mantenerlo. En casa las cosas no le suelen ir tan bien como fuera, pero el Barça es de los equipos más propicios para los aleros: Ponitka, Landesberg, Green, Neal, Thomas, Benite, Álex Urtasun y Paulí han superado la veintena de valoración contra los culés. Lleva dos partidos sin alcanzar los 10, algo que no le había pasado en toda la temporada —nunca había tenido malas valoraciones en jornadas consecutivas—, y el Andorra tiene ganas de dar una buena imagen ante su gente después de dos derrotas consecutivas que los han dejado sin opciones coperas. Si alguien tiene que liderar la reacción de los del Principado, ese es Jaka. No recomiendo ficharlo ni mantenerlo si tenemos que defender una buena posición en la general, pero creo que puede hacer una buena jornada.

Fuera de la lista, si queremos arriesgar, podemos optar por Erick Green ahora que está de vuelta de la lesión —ha valorado 14 en la última jornada de la Euroliga— o por Rafa Martínez, con la nueva lesión de Sergi García el Valencia se encuentra con un único base y Rafa debería recuperar importancia para ayudar en la dirección, que en jornadas anteriores se había traducido en grandes valoraciones. Eriksson, como siempre, no es buena opción fuera de casa y el Unicaja no está entre los rivales más sencillos. Tampoco parece el mejor de los días para Mumbrú, no está en buen momento, en casa suele bajar sus números, el Obra no es de las defensas más sencillas y la semana que viene va a Madrid. Si está en el equipo y necesitamos esa bandera, puede quedarse y con suerte podrá cumplir sin pico. En caso contrario, no debería ser una opción. Popovic ya había salido de muchos equipos la semana pasada —fue el jugador más vendido del juego— y esta seguirá abandonando parte de los que todavía lo conservaban, porque se mide en Valencia a la mejor defensa de los aleros. Ya habrá momentos mejores para recuperar al croata. Es justo nombrar al veterano argentino Van Lacke, el alero más valorado de las tres últimas jornadas: 27.6, 19.2 y 28.8. No entra en la lista por el rival: se enfrenta al Real Madrid. En el partido aplazado contra el Barcelona, que se había jugado durante su racha de buenas valoraciones actual pero que no computó para el juego, hizo un 7. No cabe esperar una buena valoración tampoco contra los blancos, pero para cazajornadas es una opción a tener en cuenta.

Pívots

En los pívots hubo muchos jugadores con buenos registros la semana pasada y todo apunta a que volverá a pasar lo mismo. Primer nivel. En lo alto va uno de los fijos habituales, el georgiano Toko Shengelia, sobre el que no es necesario decir más. La lesión de Dubi, que no va a jugar este finde —aunque en Valencia esperan que sea el único partido de liga que se pierda—, hace ascender a Tibor Pleiss a la segunda posición de la lista (bueno, pues ahora dicen en la web del SM que es duda por una torcedura de tobillo). El alemán está en más de 24 por partido cuando el montenegrino causa baja. Además, su media en casa sube 8 puntos y se mide al Fuenlabrada, que es de las peores defensas de los cincos. Todo apunta a pico esta semana. Tenemos que hacer por meterlo en los equipos, incluso aunque no pensemos en mantenerlo la próxima semana en Compostela —que es una defensa interior también favorable, pero si regresa Dubi y siendo un partido fuera, las prestaciones de Pleiss deberían bajar de forma considerable—. Devin Thomas viene de dos partidos consecutivos por encima de la veintena: 29 y 22.8. Además, hay que apuntar que siempre que ha superado los 20 minutos de juego también sobrepasó los 20 de valoración. Precisamente en esos partidos fue en los que menos jugó Gladness —14, 13 y 17—. Gladness no estará por lesión, por lo que Thomas tiene garantizados muchos minutos y eso significa una gran probabilidad de pico. A eso hay que sumar el rival: el Obradoiro es una de las peores defensas interiores y la que más valoración concede en las últimas jornadas. La semana que viene viaja a Madrid, que en tiempos recientes ha mejorado de forma sensible su defensa de los pivotes, hasta situarse la quinta mejor de las últimas jornadas. Ni siquiera el Barça ha conseguido que Shermadini aflojara el ritmo. Lleva 26, 25.2 y 24 en los tres últimos partidos computables, lo que lo convierte en el interior más valorado del momento. Recibe al Granca, que no es mala defensa interior, aunque ha concedido picos a bastantes pívots: Kelly, Norel, Thomas, Stevic, Shengelia, Pustovyi, Reyes, Dubi y Brown han superado la veintena contra ellos. El partido de la semana que viene es contra una defensa bastante benévola, la del Brugos. En las dos jornadas disputadas en semana de doble partido en Euroliga sumó 24 y 14 puntos. Todo parece favorable para él. Ni jugando contra el Madrid y arrastrando un proceso gripal cuestiono a Norel. Igual baja de la veintena como contra el Barcelona o el Valencia, pero incluso en ese caso debería moverse sobre los 15. Con tal fiabilidad, no vale la pena pensar en gastar un cambio de ida y vuelta con él. En los equipos que no esté —a saber por qué extraña razón— se puede aguantar otra semana más sin él.

Bajamos al segundo peldaño, pero siguen las buenas opciones. Deon Thompson estuvo espectacular en el último partido, volvió a ser ese jugador que de la 5ª a la 8ª jornada se postulaba como fijo. Viaja a Zaragoza para medirse a un equipo en descomposición, que ha empeorado mucho en su defensa interior. En el global de la temporada el estadounidense baja su media 6.5 fuera de casa, por eso cae al segundo escalón, aunque sus últimas salidas las ha saldado con 21.6 y 16.8. Jerome Jordan es el jugador de más nivel de la Penya, tanto que me sorprende que haya continuado en el equipo este año. Cuando dispone de balones ahí abajo, y por desgracia no se juega lo suficiente con él, responde con buenas valoraciones, porque suele superar a su par en la canasta contraria, bien sea con canasta o forzando personales —es de los cincos con mejores porcentajes desde los 4.60—. Si la Penya quiere salir de la situación tan comprometida en la que se encuentra, debe buscar más a Jordan y este ha de cuidarse ante las faltas estúpidas que lo lastran a veces. El Murcia no tiene mala defensa interior, pero Jordan en casa cuenta con una media de casi 19 puntos y todavía no ha bajado de la decena en toda la temporada en el Olímpic. Parece asegurado que en el peor de los casos cumplirá, y eso no se puede decir de muchos jugadores. La semana que viene, lejos de Badalona y contra el Barça, ya es otra historia. Ryan Kelly sigue en un buen momento: en 5 de los 6 últimos partidos ha superado los 15 —en 4 de ellos también la veintena y en 2 además la treintena—. Fuera de casa su media sube casi 3 puntos y en las tres últimas salidas ha hecho 24, 34.8 y 28. La pega es que se enfrenta al Baskonia, que está disputando las últimas plazas para acceder a la Copa y para eso necesita dar lo mejor de sí. La siguiente semana se enfrenta al GBC, que es la segunda mejor defensa interior, y después al Valencia. No es que sea imprescindible su salida en esta jornada, pero con el calendario que tiene por delante sí que parece un momento oportuno parra darle un descanso de unas semanas si tenemos suficientes cambios. Pustovyi ha conseguido contenerse con las personales en las dos últimas jornadas y ha vuelto a acercarse a los 20 de valoración: 18 y 17 en dos nuevas derrotas del Obra, a pesar de que esas valoraciones las consiguió contra dos de las mejores defensas de la liga —Unicaja y GBC—. Aunque juega fuera —donde su media baja casi 7 puntos—, el rival es de los más favorables: un Bilbao Basket que además no podrá contar con la intimidación de Gladness. Si pudo valorar bien en Málaga, debería poder hacerlo también en Bilbao. La semana siguiente se enfrenta al Valencia Basket. Alec Brown lleva ya cuatro jornadas consecutivas por encima de la veintena. Esta semana viaja a La Laguna, que es una defensa media y después recibe al Baskonia, que ya no tendrá la motivación extra de la lucha por una plaza en la Copa. Si no está más arriba es porque no ofrece la misma fiabilidad que los otros. Lo más probable es que lo haga bien, pero me extrañaría mucho menos que pueda tener un tropiezo, causado por las faltas —está teniendo muchos problemas de personales, de hecho, en el partido aplazado de la jornada 1, que no computó para el SM, fue eliminado a causa de ellas y solo valoró 2.4— o por una mal día en el tiro —es de los interiores que más dependen del acierto, porque juega bastante alejado del aro—.

Más riesgo ofrece el último paso. Si necesitamos otra bandera en los pívots, la mejor opción parece ser Edy Tavares. El caboverdiano viene de un 32.4 y parece bastante más integrado en el equipo. En los partidos de Euroliga de esta semana ha hecho un 20 contra el Baskonia y un 6 contra el Unicaja. Partidos en los que ha jugado 23 y 20 minutos. Tras la anterior semana con dos partidos de Euroliga hizo 19.2 y jugó 32 minutos. Es bastante probable que se vuelva a mover en un tiempo de juego igual de elevado. El problema es que se enfrenta a una de las defensas más complicadas, la del GBC. Tras esta jornada el calendario mejora, le vienen dos rivales muy favorables: Bilbao y Andorra. Cierra la lista Ante Tomic. Lleva tres partidos por encima de la decena, Seraphin es baja y se enfrentan al mermado juego interior del Andorra —que esta jornada recuperará al exazulgrana Moussa Diagne— sobre el que debería tener una gran superioridad —aunque con Sito no está siendo el de otros años—. La semana que viene tampoco tiene mal cliente: la Penya. En estos dos partidos de Euroliga —en los que no estaba el francés—, jugó 15 minutos en la derrota contra el Valencia sin sumar nada de valoración y en los 22 de la victoria contra el Brose Bamberg valoró 20.

Fuera de la lista queda Felipe Reyes. La dureza del rival y la presumible falta de minutos tras los dos partidos de Euroliga y a causa de la salida —fuera sus minutos, ya escasos, suelen bajar— no invitan a que vayamos con él. Una bandera poco habitual y de cierto interés puede ser Oriola a causa de la baja de Seraphin, la semana pasada sumó 17 y en la doble jornada de Euroliga hizo 16 y 10. Carlos Suárez ha valorado de forma espectacular en las dos últimas jornadas —25.2 y 28.8—, pero las semanas de dos partidos en Euroliga no le están sentando bien —3.6 y 3 en las dos ocasiones anteriores— y los precedentes tampoco están de su lado —la temporada pasada hizo negativo en ambos partidos contra el Granca y desde que está en Málaga nunca ha pasado de 12 contra los canarios—.

El equipo del blog

Con Andrómenas salí con el mismo equipo que en mi mejor y eso me llevó a unas consecuencias similares: pérdida de 268 puestos —más de la mitad de los que había ganado la pasada— hasta el 1248º de la general. Mi incursión en el Top 1000 ha durado tan solo una semana.

La baja de Doncic estropea todo lo pensado para la jornada, en especial por su bandera. No tengo cambios suficientes para dejar el equipo de mi gusto. No quería ir con Reyes por la dureza del rival, que apenas ha permitido buenas valoraciones de los pívots, pero ahora tendré que sustituirlo por su compañero Tavares, porque no hay otras banderas interesantes por dentro, el partido contra el Bilbao Basket de la semana que viene le debería ser muy favorable y por lo menos esta va a jugar muchos minutos. Entran Van Rossom en el sitio del esloveno y, para completar las banderas, Vidal por Blazic.