La marcha de Doncic y Shengelia por Europa adelante después de esta jornada abrirá mucho el juego la semana que viene. Nos tenemos que situar lo mejor posible para el sprint final que se aproxima y que nos deparará jornadas para hacer diferencias, en las que salvar la temporada o tirar por tierra lo hecho durante los cuatro quintos anteriores. Sea como fuere, nos despedimos aquí del viejo SM.

Balance de la 27ª jornada

Esta jornada volvíamos a partir de una base común de 8 jugadores, pero había bastantes variantes en el elemento que completaba cada una de las posiciones y se podían marcar diferencias. Le fue bastante bien a los jugadores propuestos en el artículo de principios de semana y en consecuencia subí en la mayor parte de mis equipos, en algunos casos muchos puestos. Ahí se sitúa mi mejor, en el que, aunque Soko no dio el pico que esperaba, la apuesta por Oriola salió de forma inmejorable y su partido en la treintena posibilitó que me rehiciera del desastre de la semana pasada y estos 183 puntos me dejan a las puertas del Top 50 —51º—; de hecho, estoy empatado con el 50º. Estos 59 puestos ganados son la mayor subida desde la segunda jornada, por razones obvias (espero no volver a tener ocasión de ascender tanto en una jornada).
Bases
Doncic (20.4)
Heurtel (22.8)
Hannah (19.2)
San Miguel (21)
Laprovittola (2)
Jaime (11)
AleroS
Landesberg (15.6)
Neal (5)
Nedovic (19.2)
Soko (3.6)
Beirán (3)
Koponen (21.6)
Vasileiadis (15)
Pívots
Tomic (18)
Shengelia (5)
Thompson (28.8)
Suárez (16.8)
Saiz (20.4)
Oriola (33.6)
Lima (14.4)
El primer escalón de cada posición no vale la pena comentarlo, era igual que le fuese bien o mal, esos jugadores estaban en la mayor parte de los equipos. Donde había que acertar era en el resto. En los bases solo falló Lapro, del que ya decía que no era la mejor semana para apostar por él, pero muy bien el resto. En los aleros está el gran problema, ni Beirán, con muchos minutos pero nula incidencia, ni Soko, terrible en el lanzamiento y con maquillaje final, estuvieron a la altura. Las otras dos opciones sí que fueron grandes elecciones.  Lo mejor de la jornada llegó en los pívots, todo verde más allá de los fijos. La inclusión de Oriola y Saiz marcó diferencias y no menos importante fue la exclusión de los pívots del Madrid. Bastante acierto y subida garantizada si nos ceñíamos a la selección.

Selección de la 28ª jornada

En mi cuenta de Twitter podéis estar al tanto de la publicación de nuevos artículos y actualizaciones de este si surge alguna noticia de última hora que cambie las cosas.
Bases
Doncic
Heurtel
Jaime
Laprovittola
Chery
Hannah
Booker
AleroS
Landesberg
Nedovic
Schilb
Bendzius
Neal
Soko
Koponen
Redivo
Pívots
Tomic
Thompson
Shengelia
Clark
C. Suárez
Lima
Tavares
Kelly
Anosike
La estructura no varía mucho, pero hay alguno de los fijos en los últimos tiempos que esta jornada podría salir sin que suponga un riesgo tan grande como en otras ocasiones. También hay que tener en cuenta que los equipos vivos en la Euroliga, Madrid y Baskonia, aplazarán sus partidos la próxima semana, por lo que la apuesta por sus jugadores al menos no nos va a comprometer a más de una jornada, sus sustituciones no contarán para el límite de tres cambios la semana que viene.
Bases
Los bases ofrecen más variables en una semana en la que solo Doncic aparece como innegociable.

primer escalón

No hay ningún motivo para dudar de Luka Doncic esta semana. La que viene nos dará cambio extra. A la vuelta, al final del mes contra el Estu, es probable que ya no sea tan fijo como antes, porque no solo el Facu está a punto de reaparecer, sino que Llull ultima su regreso y podría estar ya para el derbi.

segundo escalón

El Betis exigió muy poco al Barcelona —que incluso lo dobló con holgura en el marcador— y Thomas Heurtel pudo descansar bastante tiempo. Sin embargo, los menos de 17 minutos le bastaron para superar la veintena. Ahora tiene por delante el partido más difícil de los que quedan. Viaja a Málaga, el Unicaja está entre las cinco mejores defensas de los bases esta temporada, y en la ida se quedó en un 1. Hace escasas semanas, en la visita en Euroliga, hizo un 17. El escenario más probable es que se mueva alrededor de los 15; pero no se puede descartar un partido por debajo de la decena ni un pico, porque Heurtel es de esos jugadores que son capaces de hacerlo bien en cualquier circunstancia. Las particularidades de la semana, con los cambios extra que ofrecen Madrid y Baskonia, hacen de esta una jornada propicia para buscar la diferenciación con su venta —no nos costará recuperarlo la próxima—. Tras este partido, pinta a fijo en lo que resta de año.
El regreso a Andorra hace que Jaime Fernández escale posiciones en la lista. Como local su media crece de forma considerable hasta casi los 18 y el Estu —cantera de la que salió el base madrileño— es la defensa de los unos que más valoración concede a domicilio. Su bandera esta semana tiene un interés especial que lo convierte en casi fijo. Más valor va a tener incluso la semana que viene su condición de cupo con la ausencia de Doncic. Entonces visitará Bilbao, una de las defensas más hospitalarias.

Decía a comienzos de semana que lo más prudente era pensar en otras alternativas en vez de llevar a Nico Laprovittola contra el Real Madrid, que su momento llegaría en esta contra el Bilbao Basket. La Penya se vuelve a jugar la vida, el argentino está siendo el líder del equipo, el rival es de las defensas más benevolentes y como local aumenta sus prestaciones —17.4 de media—. Tiene un partido para pico si las cosas van bien para el Joventut. La salida a Burgos, otra final, también le resulta favorable. Es la mejor alternativa a Heurtel, nos ofrece menos fiabilidad que el francés pero, esta semana, también una mayor probabilidad de pico.

tercer escalón

Esta semana, pinta muy bien Kenny Chery. Estuvo magnífico en la sorprendente victoria en La Laguna y ahora regresa a Donostia para enfrentarse a un rival favorable: Obradoiro. Ya era un jugador con mucha presencia ofensiva, casi 14 puntos por partido, y ahora con la bajada de Norel tendrá que asumir todavía más responsabilidad anotadora. La semana que viene va a Barcelona, así que entonces lo deberíamos vender.
Clevin Hannah viene en muy buena dinámica y ya estaba en la selección de la semana pasada. Esta ya no resulta tan atractivo, porque el Granca de local está conteniendo a los bases rivales, ni siquiera Heurtel pudo alcanzar la veintena allí. Será un partido muy duro, ambos equipos luchan por las plazas que dan acceso a los playoffs, y seguro que asumirá responsabilidades. El pico es complicado, pero puede cumplir entre los 10-15. Si no lo tenemos, pensemos mejor en opciones con jornada más favorable, pero si está en nuestro equipo, no es el cambio más urgente y además la joranda que viene tiene un partido muy propicio en la visita a Zaragoza.
El partido de Askia Booker es más complicado de lo que pueda parecer. En otro momento de la temporada habría sido una jornada para pico, pero el Burgos ha subido mucho el nivel defensivo en los últimos tiempos, en los que se sitúa como una de las mejores defensas de los bases. Nos puede dar esperanzas con él que los anotadores, y él es un base anotador, han conseguido buenos resultados contra el Burgos en los últimos tiempos, incluyendo el pico de Heurtel, el único base que lo ha logrado en fechas recientes. Pero es cierto que no se enfrentaron a otros bases anotadores en este tiempo —Hannah fue baja en el partido contra el Burgos—. Hay más incertidumbres que con otros bases, por eso está aquí abajo, así que es una opción de cierto riesgo. Puede marcar diferencias para bien o para mal. La semana que viene repite en casa contra el Granca, que lejos de la isla es un equipo muy accesible para los unos.

fuera de la lista

San Miguel está en el mejor momento de la temporada, tras cinco jornadas sin bajar de la decena y haber alcanzado la veintena en la última jornada, en la que estaba en la selección. Ahora, con la visita a Vitoria, lo mejor es evitarlo. La semana que viene, que recibe al Fuenla en la isla, será una de las banderas a tener en cuenta para suplir la ausencia de Doncic. Sergi García, en el regreso a Zaragoza, puede ser una bandera de riesgo interesante para cazajornadas. Si queremos irnos a jugadores menos habituales, Corey Fisher se enfrenta a la peor defensa de los bases como local, Betis, y viene de una actuación magnífica contra el Andorra.
Aleros
Los aleros, como es la tónica de la temporada, ofrecen bastantes opciones interesantes. No obstante, esta semana encontrar una bandera con buenas perspectivas parece tarea imposible.

primer escalón

El Andorra es una defensa bastante competente, pero Sylven Landesberg no nos dio ninguna razón para dudar de él. El Estu se subió al tren de la lucha por la postemporada y necesitan al norteamericano más que nunca. La próxima salida a Compostela debería ser menos complicada.
Voy a ser fiel con lo que digo siempre: el Barcelona es un gran rival al que enfrentarse para los aleros y por eso Nemanja Nedovic vuelve a ser fijo esta semana; incluso confío en que pueda dar un pico. Está muy bien de forma, juega como local —su media crece 7 puntos en Málaga— y hace escasas semanas que en la Euroliga ya hizo un 19 contra el Barça. El viaje a Valencia de la próxima semana nos obligará a darle más vueltas.
Tras el ridículo en Barcelona, el Betis tiene una final en casa contra el Burgos. El equipo de Diego Epifanio es bastante amable con los aleros y Blake Schilb mejora mucho como local —está por encima de la veintena de media en los últimos partidos en Sevilla—; debe dar un paso al frente. Pinta a pico y la semana que viene repite en casa contra el Granca, que tampoco destaca por su defensa de los treses.

segundo escalón

Solo el Real Madrid —único partido de los últimos siete en el que no alcanzó la quincena— logró contener el gran momento de Bendzius. El lituano volvió a mostrarse letal contra el Unicaja y ahora tiene un partido muy favorable en la visita a Donostia. La defensa de los de Porfi Fisac concede más valoración que nadie de los aleros, así que la jornada pinta muy bien para Eimantas. Además, el partido como local de la semana que viene contra el Estu también le es propicio. Se presenta como una de las opciones más atractivas de la jornada.

tercer escalón

Hacía mucho tiempo que Gary Neal no caía tanto en mi lista. No estuvo a la altura en el partido contra el Estu, en las últimas semanas lo estamos viendo demasiado fatigado —está llevando todo el peso de la ofensiva del Zaragoza tras la marcha de McCalebb— y sobre todo le vienen dos partidos contra dos de las mejores defensas de la liga: Valencia y Murcia. A su favor está su media como local, superior a la veintena, y su categoría como jugador, pero venderlo ya no es una locura.
Después del cierre de cambios, supimos que Ovie Soko tenía problemas en un tobillo. No parece que esas molestias hayan sido determinantes para su mala jornada, cuando mejor pintaba. Tuvo otro de esos partidos terribles en el lanzamiento —no es el jugador con mejor tacto de la competición— y esta vez no lo compensó forzando faltas como en el partido contra la Penya. No obstante, no me parece que tenga mal partido por delante, todo lo contrario. El Granca no destaca por su defensa de los cuatros y el británico puede sacar partido de sus características como hizo en la ida: 24 —con el bonus—. A la hora de fichar igual hay otras opciones más atractivas, pero si ya íbamos con él la semana pasada, podemos acometer cambios más urgentes.
Koponen respondió muy bien la semana pasada, en su primera inclusión en la lista. Ahora tiene una salida muy complicada a Málaga, aunque hace escasas semanas hizo allí un 17 en la Euroliga. La visita del GBC de la semana que viene le resulta muy favorable, así que es una opción a tener en cuenta si intentamos diferenciarnos.
El argentino Lucio Redivo fue la sensación de la pretemporada y estaba presente en muchos de los equipos para la primera jornada. Esa fue la única vez en la que había entrado en la lista. Hasta hoy. Viene de ser el MVP —45.6— en una victoria capital para las aspiraciones de permanencia del Bilbao. Aunque tarde, parece que le está tomando el pulso a la competición: lleva tres partidos consecutivos con al menos 14 de valoración y la Penya no es de las mejores defensas exteriores, de hecho, su 20.4 de la ida era su mejor valoración de la temporada hasta el pico de esta semana. Sin embargo, su media lejos de Bilbao no llega a los 4 de valoración. Es el alero de la lista que ofrece menos fiabilidad, implica un riesgo alto que igual tiene recompensa —o tal vez no—.

fuera de la lista

Ni Beirán ni Kostas, que entraron la semana pasada con suerte dispar, parecen las mejores opciones en la visita a Vitoria. Tampoco entra Mumbrú en su última visita a la cancha en la que se hizo baloncestista y en la que le profesan el más profundo de los odios. Esa relación de amor-odio-amor y definitivo odio con la bancada del Olímpic tendrá este fin de semana su capítulo definitivo —al menos como jugador—. La motivación extra y una defensa verdinegra poco exigente no bastan para considerarlo, el riesgo de que se ofusque es alto y no se puede descartar otro negativo como el de la temporada pasada. Para cazajornadas sí que cobra interés, porque si las cosas le marchan bien, se puede juntar todo para la venganza definitiva. Una victoria del Bilbao dejaría a la Penya con pie y medio fuera de la ACB. En el mismo partido, podemos considerar a Conger como opción para cazajornadas. El exterior norteamericano fue clave en las dos victorias de la Penya y su físico le puede dar una buena ventaja frente a una de las peores defensas de los aleros de la categoría. A pesar de las dos jornadas consecutivas en la veintena, el bajón que sufren sus números fuera de casa dejan a Carroll como opción para cazajornadas o managers valientes contra una defensa bastante capaz de local como es la del Fuenla. No veo banderas fiables, así que es mejor buscarlas en otras posiciones. Si no nos queda más remedio que apostar por una, Pere Tomàs también tiene el factor ex, salió de la cantera de la Penya, viene de pico y su última visita a Badalona —con el Manresa— también estuvo en la veintena. Ponitka volverá esta semana en la dura salida a Vitoria —está dado de alta— o ya en plenitud para la próxima. Puede esperar hasta la jornada que viene para regresar a los equipos.
Pívots
Tres opciones claras y una más que probable necesidad de completar el juego interior con una bandera.

primer escalón

Ante Tomic sigue en lo más alto. Como con Heurtel, Pesic aprovechó el partido contra el Betis para dejarle más tiempo descansando de lo habitual. A pesar de ello, con menos de doce minutos de juego tuvo tiempo para hacer un 18. En la visita a Málaga tendrá muchos minutos y cuenta con un 31 como precedente reciente en la Euroliga.
Cuando peor pintaban las cosas para el Burgos, llegó una racha de tres victorias liderada por por Deon Thompson, que superó la veintena en los tres partidos. Si la mantienen en Sevilla, dejarán muy cerca la permanencia. Los béticos suben mucho su mala defensa interior como local, pero en el cuatro siguen dando facilidades. El norteamericano debería hacer buen partido y las perspectivas son todavía mejores la semana que viene en la visita de la Penya.
La bandera de Shengelia y el cambio extra que nos dará al término de la jornada son suficientes para mantener su condición de fijo. Como local su media se sitúa por encima de los 24 de valoración y ya en la ida hizo un 28 a los canarios.

segundo escalón

Daniel Clark se encuentra en un buen momento, lleva 5 de los últimos 7 partidos con 14 o más de valoración. Con la baja de Norel, el GBC necesita que mejore sus prestaciones. En el primer partido sin el neerlandés, se fue por encima de la veintena. Juega como local —sus números apenas varían respecto a sus salidas— contra el Obra. Los compostelanos son de los que más valoración interior conceden y son especialmente vulnerables en el cuatro, donde este año encontramos múltiples ejemplos de AP que conseguieron superar la veintena contra ellos. En su contra está el precedente de la ida —7.2—, aunque ahora a buen seguro que dispondrá de más lanzamientos y por tanto más opciones de valorar, y que no es de los jugadores más regulares. Suárez es menos posible que pinche y Clark ofrece más probabilidad de pico. Eso sí, sería un fichaje solo para esta jornada, porque después viaja a Barcelona.
El Barcelona no es el mejor de los rivales posibles, pero Carlos Suárez se está mostrando bastante fiable y en la ida, como visitante, logró un 28.8 en el Palau —aunque aquel Barça y este se parecen más bien poco—. La semana próxima va a Valencia, que debe subir el nivel defensivo interior para pelear por el segundo puesto.

tercer escalón

Augusto Lima cumplió en la jornada intersemanal cerca de la quincena, pero sus problemas en los tiros libres se han acusado esta temporada: lleva 6 de 16 desde su regreso, y eso está impidiendo que pueda aspirar a dar picos. La visita del Gran Canaria le es favorable y su bandera pesa mucho. El regreso de Faverani, que ya debutó de forma testimonial esta semana, no juega a su favor. El partido como local de la próxima jornada contra el Zaragoza también le es propicio.
Edy Tavares entra en la selección por dos únicas razones: su bandera y el cambio extra que nos dará tras la jornada. Del juego interior del Madrid vuelvo a decir lo mismo, la vuelta de Ayón deja una rotación muy larga y Laso no da muchas pistas de lo que va a hacer en cada partido, así que la incertidumbre es demasiado grande, y más ahora que se aproxima la Euroliga. No obstante, esta semana no ofrece banderas tan claras como las de Oriola o Saiz la semana pasada y Suárez tiene peor partido. Así que, si vemos que la semana que viene vamos a estar justos de cambios, jugar a la ruleta con Tavares —que tanto puede tener poca incidencia como marcarse un pico— igual nos compensa para tener más margen. Está contando con bastantes minutos —pero eso con Laso puede cambiar sin aviso previo— y la defensa interior del Fuenla da muchas facilidades.
Veo muy complicado que alguien opte por darle entrada a un cuarto pívot que no sea bandera, pero si nos queremos diferenciar, pocas maneras mejores habrá de no coincidir con una gran cantidad de managers. Para ese propósito, los pívots del Betis se presentan como opciones interesantes. El que llega en mejor momento, y que incluso consiguió salvar la jornada a pesar del desastre del Palau, es Oderah Anosike. El pivote neoyorquino lleva seis jornadas sin bajar de la decena y en la ida hizo un 15 contra un Burgos que no es de las mejores defensas interiores. Su compañero Kelly no está teniendo tanta fiabilidad, aunque ofrece una mayor probabilidad de pico —28 en la ida—. Su juego abierto puede complicarle más las cosas al juego interior de los burgaleses.

fuera de la lista

La gran ausencia en la lista de la jornada intersemanal, Dubljevic, vuelve a quedarse fuera. La existencia de alternativas y los problemas físicos que arrastra durante toda la temporada me llevaron a dejarlo fuera. Pues bien, dio toda una exhibición contra el Baskonia —a pesar de ello no llegó a la valoración de Thompson—. Si la semana pasada tenía dudas, en esta tengo más. Durante la parte final del partido, Dubi cojeaba de forma muy evidente —lo que le concede mayor mérito a la exhibición—. En estas circunstancias, con Tomic, Shengelia y Thompson fijos y la probable necesidad de una segunda bandera, me parece un riesgo innecesario pensar en Dubi fuera de casa. Oriola se salió contra uno de sus ex. No pudo resultar mejor su inclusión en la selección la semana pasada. Ahora, en su visita a Málaga —dura defensa—, lo mejor es agradecerle su treintena y darle descanso hasta que vuelva al Palau. Fuera sus números bajan mucho. También Sebas Saiz nos dio una alegría, pero la salida a Sevilla no es un escenario propicio para él. Suton lleva dos picos consecutivos, como local ambos. Lejos de Madrid, sus números caen por debajo de la decena, una decena que ya no pudo superar en la ida contra el Andorra. Si queremos apostar por un pívot que no sea bandera y que nos dé un cambio extra la semana que viene, el nombre es Vincent Poirier, que viene de un partido en la veintena.

El equipo del blog

Andrómenas fue la cruz. Aquí arriesgué más, confié en que Laso no iba a ser capaz de dejar a Felipe inédito por segundo partido consecutivo en casa (pero claro que lo fue) y decidí meter a otra bandera en los aleros para poder contar con Hannah, que lo hizo bien. Beirán parecía una puesta segura; no cumplió. Todo eso dejó en este equipo una subida muy moderada de apenas 14 puestos —1431º de la general— con los 158.2 puntos. Oportunidad perdida de acercarme al Top 1000.

Esta semana, aunque suene a chiste, me voy a quedar con Reyes por tercera jornada consecutiva (si sigue la progresión, le toca hacer negativo). El hecho de sacar a Jaime la semana pasada me obliga ahora a usar un cambio para recuperarlo —sale Hannah—. Como no creo que ninguna de las posibiliades de bandera en los pívots sea la mejor elección para dos jornadas —y no espero picos, así que la pérdida sería asumible—, eso me obligaría a dejar otro cambio comprometido o a apostar por Tavares. Es mejor atajar el problema ya, dejar una configuración que me guste a dos jornadas en los aleros —entran Bendzius y Schilb por Beirán y Neal—, pero que permita cambiar a cualquiera de los dos por Ponitka en la próxima. Así tendré margen la semana que viene con los cambios extra para planificar las jornadas que vienen e incluso me cubro ante posibles lesiones —a estas alturas de la temporada los físicos andan muy justos—. La esperanza con Reyes es que, al fin, Laso rote con la Euroliga en mente: Felipe a priori es el interior menos determinante para la eliminatoria contra el PAO y el que más descansado está.