Doncic, Shengelia, Landesberg, Norel, Bendzius, Tavares… no son más que sombras difusas en una jornada envuelta en tinieblas.

Balance de la 27ª jornada

Ha vuelto a ser una jornada de muchos puntos. Como sabemos, eso significa peligro. Si no atinas con los jugadores que dan pico, el descenso puede ser acusado. En mi mejor, me faltaba un cambio para dejar el equipo que quería, así que preferí meter a Bendzius por Neal que a Laprovittola por Heurtel. No salió como esperaba, pero no puedo considerarlo un error. De hecho, Bendzius llegó a estar como MVP de la jornada (32) y con el bonus —y Neal salvó su partido en la segunda parte, se había ido al descanso en -4—. El Obra jugó mal la última posesión, el partido se fue a la prórroga y allí bajó su valoración y se quedó sin bonus. De la misma manera, el Barça tuvo la última jugada para ganar el partido o llevarlo a la prórroga. A pesar de eso, la diferencia entre parejas fue mínima: Neal y Lapro hicieron un 53.2 conjunto y Bendzius y Heurtel, un 51. Así, los 217 puntos me sirvieron para mantenerme: asciendo 3 puestos hasta el 48º de la general. Por fin a una buena jornada no le sigue una mala; si atendemos a la diferencia de puntos entre los que entraron y los que estaban, +35.8, puedo considerarla incluso positiva.

Bases

Doncic (31.2)
Heurtel (24)
Jaime (9.6)
Laprovittola (37.2)
Chery (10.8)
Hannah (10)
Booker (27)

AleroS

Landesberg (8)
Nedovic (18)
Schilb (11)
Bendzius (27)
Neal (16)
Soko (0)
Koponen (14)
Redivo (2)

Pívots

Tomic (21)
Thompson (21.6)
Shengelia (22.8)
Clark (22.8)
C. Suárez (28.8)
Lima (7)
Tavares (19.2)
Kelly (10)
Anosike (25)

Nada espectacular, pero el buen ojo con los pívots y la inclusión de Bendzius como opción prioritaria le dan el aprobado.

Selección de la 28ª jornada

En mi cuenta de Twitter podéis estar al tanto de los nuevos artículos y actualizaciones de este si surge alguna novedad de última hora que cambie las cosas. Allí, también publicaré los jugadores que lleve en mi mejor equipo.

Bases

Heurtel
Laprovittola
Booker
San Miguel
Jaime
Fisher

AleroS

Ponitka
Schilb
Neal
Nedovic
Bendzius (dúbida)
Koponen
Martínez
Blazic

Pívots

Tomic
Thompson
Dubljevic
Oriola
Suárez
Saiz
Anosike

Se nos presenta una jornada muy complicada, con varias ausencias entre los más llevados de la temporada. Volverá a ser muy importante la planificación, tenemos que dejar margen para recuperar a Doncic, Shengelia y otros jugadores de interés que faltan en esta, así que no debemos armar el equipo pensando solo en esta jornada —algo que nunca es recomendable—. Además, como decía la semana pasada y como por desgracia hemos comprobado en esta, hay un gran riesgo de lesiones por lo avanzado de la temporada. La semana que viene contaremos con cuatro cambios, que podrían no bastar. La distribución de las banderas será muy importante: ¿renunciamos a Heurtel o Laprovittola? ¿Metemos una bandera en los aleros?

Bases

La ausencia de la bandera de Doncic condiciona la posición. Las mejores opciones las encontramos en jugadores que no son cupo. Parece ineludible la presencia de una bandera, pero una de las claves de la jornada será acertar en la inclusión o no de una segunda.

primer escalón

Thomas Heurtel viene de salvar en la veintena un partido muy duro en Málaga. Ahora se enfrenta como local al GBC, que es una de las defensas que más valoración conceden de los bases. Como local, Heurtel tiene casi 21 de valoración media en el Palau, así que pinta a pico. Lo único que nos puede preocupar es que descanse como contra el Betis —en el que, aunque jugó pocos minutos, cumplió—. Lo cierto es que ese partido tuvo unas circunstancias muy particulares: se rompió desde los primeros compases y el Barcelona tenía que volver a jugar un choque muy importante en Málaga solo unos días después —en el que Heurtel superó los 30 minutos de juego—. Aquí la historia es diferente, tienen una semana de descanso antes del próximo partido contra uno de los rivales en peor racha de la liga y el GBC no va a dar las facilidades del Betis, es un equipo que no suele bajar los brazos por mal que vayan las cosas. Tanto para esta semana como para la próxima, en la visita a Fuenla, otra de las peores defensas de los bases, Heurtel pinta a opción prioritaria.

Lo que decía la semana pasada para Nico Laprovittola sigue estando vigente. Tendrá muchos minutos, muchos tiros y mucha bola. Si además las cosas le van bien a la Penya, tanto mejor para su valoración: la mejoría del Joventut es evidente y en esas tres victorias en los últimos cuatro partidos, Nico tuvo una media de más de 30 de valoración. El partido contra el Burgos es una nueva final para la Penya, para los burgaleses una victoria significaría certificar la permanencia y en casa son muy fuertes. Su rival tiene especiales problemas para defender a los bases anotadores y Lapro está en más de 16 puntos de media. En contra tiene que sus números fuera de casa descienden más de 7 créditos de valoración, aunque en su momento actual es un hecho poco significativo. Para esta jornada es una de las opciones más interesantes y el partido como local de la semana que viene contra el Valencia Basket, que tampoco destaca por su defensa de los bases, hace que podamos pensar en él a dos semanas.

segundo escalón

Askia Booker repite como local, viene de pico y se enfrenta a uno de los mejores rivales posibles: el Granca como visitante está siendo de los equipos que más valoración reciben de los bases. Desde que llegó está asumiendo muchos lanzamientos y, en consecuencia, está anotando mucho. Vuelve a apuntar a partido por encima de la veintena. Lo único que nos puede hacer dudar es el cambio de entrenador: debutará Javi Carrasco, que debe cambiar cosas en un equipo que está muy lejos de lo que debería dar una plantilla con ese potencial. La semana que viene tiene un partido crucial en Zaragoza, que es una defensa bastante accesible como local.

Rodrigo San Miguel este año no estaba siendo un jugador interesante para el SM. Apenas tenía buenas valoraciones entre una mayoría de partidos por debajo de la decena y no encadenara ni una sola vez dos jornadas en la decena. Todo cambió semanas atrás. Ahora lleva una racha de 6 jornadas con 10 o más de valoración y en las dos últimas estuvo en la veintena. Como local sus números son bastante mejores y recibe a un Fuenla en muy mala dinámica —además, es una defensa bastante amable con los bases—. Después tiene dos partidos fuera: derbi y visita al Estu. Es la bandera más interesante para esta semana y que debamos venderlo en la próxima no es problema si tenemos pensado recuperar a Doncic.

tercer escalón

Si necesitamos una segunda bandera, a pesar de todo, Jaime Fernández parece la opción menos mala. Son ya siete partidos sin alcanzar la veintena, en los que se viene moviendo en un intervalo de 7-12 de valoración. Ese suelo en 7 es lo que le otorga ventaja. Lo bueno es que visita Bilbao, una defensa amable que ya le concedió 26.4 en la ida, y después recibe al Obra, que también tiene una defensa permisiva. Si nos conformamos con lo que viene ofreciendo, o tenemos la esperanza de que regrese as sus números anteriores, podemos contar con él a dos jornadas.

Si buscamos diferenciación, uno de los menos habituales con gran jornada por delante es Corey Fisher. Recibe como local a su ex, un Joventut muy mejorado que estaba siendo una defensa muy atractiva para los bases rivales. El Burgos se encuentra en la mejor racha de la temporada y él está siendo uno de los jugadores más importantes. En sus dos últimos partidos en casa superó la veintena. La visita a Donostia de la próxima semana ya no resulta interesante, así que es una apuesta solo para esta.

fuera de la lista

La dureza del rival —Barça— desaconseja ir con Chery esta semana, no obstante, el 20 de la ida lo hace interesante para cazajornadas. Dejo fuera también a Hannah. El Zaragoza recibe menos de los bases que en otras posiciones, Clevin baja sus números como local y la incorporación de Ennis en los maños añade un poco más de incertidumbre. No vale la pena pensar en él para equipos de la general, aunque sí es opción para cazajornadas —21.6 en la ida—.

AleroS

Lo que parecía que iba a ser una jornada tranquila en los aleros, se ha transformado en una pesadilla con la baja ya confirmada de Landesberg y la seria duda de Bendzius, dos jugadores que habrían ido en el primer nivel de mi selección.

primer escalón

Mateusz Ponitka ya está de vuelta de la lesión. En su regreso tuvo los minutos habituales e hizo un 18 en una salida muy complicada. Con una semana más de rodaje, debería estar para este partido a su mejor nivel. Enfrente tiene a un Fuenla que sigue perdiendo un partido tras otro, van 5 consecutivos ya. Recupera su condición de fijo y por delante le viene un calendario muy favorable que lo mantendrá en el primer nivel durante semanas. Se presenta como el único alero ineludible para esta jornada.

segundo escalón

Una de las grandes decepciones de la jornada fue Blake Schilb. Lo que pintaba a pico quedó en un insuficiente 11, tras una segunda parte en la que solo restó. La llegada de Booker le quitó protagonismo; ahora, con el nuevo entrenador, habrá que ver si lo recupera. Hay que apuntar que de las 7 victorias del Betis este año, en 6 Schilb superó la veintena; es el termómetro del equipo, si quieren ganar, necesitan de un Schilb atinado y con protagonismo. El rival, Granca, es favorable y repite como local, donde lleva cinco partidos sin bajar de la decena y su media crece en 7 de valoración. A mí, y más teniendo en cuenta las bajas y las dudas, me parece muy interesante para esta jornada y tiene muy buen precedente en la ida: 25.2 —cuando se encontraba en su mejor momento—. Para la jornada que viene ya me genera más dudas, porque fuera de casa está bajando mucho.

Como decía la semana pasada, Gary Neal no me gustaba ni para la pasada (16) ni para esta. Sin embargo, las noticias de esta semana le dan un nuevo interés. Primero cuento por qué no era una buena opción: viaja a Murcia, una de las mejores defensas de los treses —sin contar el bonus, solo Ponitka llegó a 20, justos, en el Palacio de Deportes—, contra el que en la ida solo pudo valorar 13. Sin Landesberg y con la duda de Bendzius, las opciones se reducen mucho y las importantes incorporaciones del Zaragoza, Ennis y Bjelica, pueden beneficiar su juego: sin McCalebb sus números bajaron porque las defensas se cerraron más sobre él. Es más probable un partido cerca de la quincena que en la veintena, pero en esta jornada igual nos conformamos con eso. La semana que viene, con la visita del Betis, ya debería recuperar la condición de fijo.

Nemanja Nedovic afronta un partido muy complicado en Valencia contra la mejor defensa de los aleros —4.8 en la ida—. En la Fonteta, solo Blazic y Eyenga lograron la veintena este año. A su favor tiene su gran racha, 7 partidos por encima de la decena, y un buen precedente en Euroliga —20—, aunque como local. Si no lo tenemos, no parece que sea la mejor jornada para darle entrada; pero con las bajas de última hora… Si ya lo tenemos, será complicado que encontremos un cambio libre para sustituirlo y, además, demostró en los últimos tiempos que cuando está inspirado es imparable. Es mejor mantenerlo. La semana que viene, en la visita la visita del Bilbao a Málaga, será casi obligatorio llevarlo en el equipo.

Mi gran apuesta de la semana pasada fue Eimantas Bendzius, que hizo un partido excepcional. No solo explotó su muñeca privilegiada, sino que sacó mucha ventaja al poste. El lituano era mi opción predilecta para esta jornada, pero no ha entrenado en toda la semana por un golpe y es seria duda. Tiene partido como local, contra un Estu que no es de las mejores defensas de los aleros y cuenta con la baja de Landesberg. Esperaré hasta última hora a ver si hay noticias sobre su participación. Si estuviese, por más que no haya entrenado, lo veo como una opción interesante. Si no tenemos nueva información antes del cierre, debemos olvidarnos de él. Después tiene una salida complicada a Andorra, lo que también desaconseja que nos obsesionemos con llevarlo.

tercer escalón

Petteri Koponen se encuentra en un momento dulce e incluso pudo llegar a 14 en Málaga. Con este último partido ya suma 4 por encima de la decena de forma consecutiva. Pesic está dándole muchos minutos y el GBC es un rival propicio, suele conceder mucha valoración de los aleros y cuenta con la baja de Fede Van Lacke. La semana que viene viaja a Fuenlabrada, que es un equipo bastante exigente con los aleros, pero se encuentra en muy mal momento. Aunque no garantice pico, sus últimos partidos indican que al menos debería asegurarnos una valoración cerca de la quincena.

Si necesitamos una bandera en los aleros, Rafa Martínez parece la opción más fiable. A pesar de que se enfrente a un rival muy duro, Unicaja, los precedentes de esta temporada contra los malagueños son bastante interesantes: 10 en la ida —como visitante— y 11 y 20 en Euroliga. Su pico es muy improbable, pero un partido en la decena parece lo lógico. La semana que viene va a Badalona, un rival al que ya le hizo un 28.8 esta temporada.

Si queremos arriesgar, Jaka Blazic tiene por delante un partido muy favorable. Está rindiendo mejor fuera de casa y el Bilbao tiene una defensa accesible. Ahora bien, está siendo un jugador de valoración muy irregular, tanto se mueve en la veintena como por debajo de la decena. Precisamente por eso, no podemos pensar en él a más de una jornada, aunque reciba la visita del Obra en la próxima.

fuera de la lista

Como opción para cazajornadas podemos pensar en Swing. Ya sabemos que el Barça suele ser amable con los aleros. Con las ausencias de Norel y Van Lacke, el estadounidense tendrá que asumir más responsabilidad ofensiva. Viene de superar la veintena contra el Obra. Como opción de bandera para cazajorandas podemos fijarnos en el Estu. Con la baja de Landesberg, tanto Vicedo —que suma más de 20 de media sin el estadounidense— como Brizuela deberían asumir más lanzamientos contra un Obra que es amable con los aleros. Si confiamos en la victoria de la Penya, Demetrius Conger es una opción interesante porque supera el 20 de media en los triunfos del Joventut y se encuentra en buen momento. Marcus Eriksson podría regresar esta jornada, eso supone una gran noticia ante la ausencia de banderas fiables en la posición, pero a medio plazo; no es el momento de apostar por él tras la inactividad.

Pívots

¿Una bandera o dos?

primer escalón

Ante Tomic sigue como fijo. Ni siquiera una posible reducción de minutos si el partido va bien para los de Pesic debería hacernos dudar: en la victoria clara contra el Betis como local jugó menos de doce minutos pero tuvo tiempo de darnos un 18. Ningún otro pívot nos ofrece esa fiabilidad.

No perdamos el tiempo con Deon Thompson. También es fijo. Lleva cuatro partidos en la veintena y se enfrenta a la Penya como local —21.6  en la ida—. La semana que viene tiene un partido complicado en Donostia, pero ya veremos entonces qué opciones se presentan. Para esta debe seguir.

Por contradictorio que suene, Bojan Dubljevic se encuentra en un mal momento físico pero en un gran momento de forma: tres partidos consecutivos en la veintena y 6 de los últimos 7 por encima de la decena. A pesar de terminar cojeando el partido intersemanal, volvió a dar un recital el fin de semana contra el Zaragoza, con un repertorio ofensivo sin fin. Seguro que agradeció la semana de descanso. Ahora tiene un rival muy complicado enfrente, el Unicaja, que es la mejor defensa interior a domicilio y este año contuvo bastante bien al montenegrino: 15 en la ida y 13 y 9 en la Euroliga. Viene jugando bastante mejor, así que, aunque el pico será complicado, podemos esperar un partido al menos en la quincena —como local solo bajó de ella contra el Madrid y contra el Bilbao, partido en el que se quedó en un 14.4—. La próxima jornada tiene una salida favorable a Badalona, 18 sumó contra la Penya en la ida.

segundo escalón

Con el regreso al Palau, Pierre Oriola también vuelve a postularse como una de las banderas a tener en cuenta esta jornada. Está en una media superior a los 20 como local en los últimos seis partidos y se enfrenta a un GBC que llega a Barcelona sin Norel y con un Clark tocado. Ofrece más fiabilidad que ninguna otra bandera para este partido, la quincena parece garantizada. Cuanto mejor le vaya al Barça en el partido, disputará más minutos y mayor probabilidad de pico tendrá. Después viaja y fuera baja mucho, así que se presenta como jugador ideal para entrar por Shengelia en esta y devolverle el sitio la semana que viene.

Carlos Suárez llega a Valencia después de darle la victoria a su equipo contra el Barça en un partido en el que bordeó el triple-doble. Desde su entrada cambió el signo del encuentro y lo dominó en todas las facetas. Ha superado la quincena en cinco de los últimos seis partidos. Contra su rival hizo un 21.6 en la ida y solo un 7 y un 11 en la Euroliga. En su momento actual es difícil renunciar a él. La semana que viene juega contra el Bilbao en Málaga, que fuera de casa está siendo de las defensas que menos valoración interior conceden.

tercer escalón

Otro que como local está rindiendo muy bien es Sebas Saiz. El pívot madrileño está mostrándose muy fiable en el Coliseum y esta semana se mide al Joventut, que es una defensa media. En la ida tiene un 16.8 que debería rondar otra vez este fin de semana. Como Oriola, sería un fichaje solo para esta jornada, la próxima viaja a Donostia para enfrentarse a un duro GBC —9 en la ida— que es posible que ya cuente con Norel.

El Granca concede poca valoración de los pívots, así que de pensar en un jugador del Betis, el mejor candidato es Anosike por su momento de forma: siete partidos consecutivos en 10 o más y en cuatro de ellos superó también la veintena. Solo hizo un 4.8 en la ida. La semana que viene va a Zaragoza, que es un rival propicio para él —14.4 en la ida—.

fuera de la lista

Aunque Norel no regresará todavía esta semana, Clark no entra esta vez en la selección. El británico cumplió en la veintena la última jornada, pero visita Barcelona y en el último partido se torció un tobillo. Eso, en caliente, no le impidió terminar el encuentro, pero tal vez le impida estar a tope en este. Tampoco entra otra bandera de cierto interés como es Lima. El partido como local parecía muy propicio contra un Zaragoza debilitado por dentro tras la marcha de Varnado, pero la llegada de Milko Bjelica y ciertos problemas víricos añaden una incertidumbre que no nos conviene con las opciones que hay disponibles. Queda mejor para cazajornadas. También para cazajorndas puede ser interesante Pustovyi. El ucraniano está en mala dinámica y lleva bastantes fechas sin valorar bien, pero el partido como local contra el Estu es un buen momento para su resurgir.

El equipo del blog

Con Andrómenas no atiné en la segunda bandera. La decisión arriesgada de mantener a Felipe salió mal, porque esta vez ni siquiera jugó por fiebre. El parte no decía nada, claro, porque en el Madrid querían esconder que una pieza estratégica, que venía jugando casi nada, iba a jugar nada de nada. Ganaron gracias a esa jugada maestra. Serán… Lo peor de todo es que en el segundo partido de la eliminatoria de la Euroliga, Laso le dio minutos e hizo un pico. ¡Un pico! Después de hundirme en la miseria en estos tres partidos con él, sorpresa: le dio minutos y respondió. ¡Maldito Laso! Bajé otro montón de puestos, claro. 194.2 puntos hice y ya estoy el 1724º de la general.

Voy a aprovehcar los seis cambios que puedo hacer esta jornada. Además de Doncic, voy a deshacerme de Jaime, para dar entrada a Laprovittola San Miguel. No me la voy a jugar con Bendzius y también sale el lesionado Landesberg. Como solo dejé una bandera en los bases, espero que la diferencia entre Neal y Rafa Martínez sea menor que la de Laprovittola y Jaime. Ponitka dentro, claro. Suárez Oriola cogen el sitio de los cambios gratis de Shengelia y Felipe. Para esta jornada el equipo me satisface mucho. Es bastante probable que tenga que ir de nuevo la semana que viene con una bandera en los aleros —por eso en mi mejor elegiré otra configuración—.

Para la semana que viene, Doncic entrará por San Miguel, Shengelia por Oriola, y también deberían salir Schilb. Quedaría un cambio más libre, para ver si opto por deshacerme de Rafa Martínez —la Penya no es mal rival— o si tengo que gastar en algún lesionado sorpresa.