Balance de la cuarta jornada

La cuarta ha vuelto a ser una jornada positiva para mí. Por tercera semana consecutiva, mantengo mi mejor equipo en el grupo de cabeza, asciendo un par de puestos para situarme en el 18º de la general. Fue todo sobre ruedas, el negativo de Eriksson y el 5 de Norel son irrelevantes, estaban en todos los equipos. Solo el 1 de Pustovyi ha evitado una subida mayor, porque los de arriba que no tenían al ucraniano contaban con Randoph, que ha vuelto a superar la veintena —en mi selección de la semana pasada ya situaba al esloveno como bastante mejor opción, aunque no tenía cambios suficientes para meterlo—. Por el momento estoy salvando la situación, me defiendo mejor de lo que esperaba, pero las cosas están muy apretadas por ahí arriba y un error supondría decir adiós de forma fulminante.

Los tres cambios mayoritarios en mis equipos —Cook, Ponitka y Shengelia— tuvieron una gran jornada, por lo que subí en la mayoría de ellos. Hice poco uso del repertorio de la selección de la semana pasada, al que le ha ido así:

Bases

Doncic (30/+15%)
Heurtel (16.8/+15%)
Cook (24/+15%)

Oliver (13/+15%)
Tabu (22.8/+15%)

Albicy (8.4/+15%)

Aleros

Green (12/+15%)
Eriksson (-2/+15%)
Ponitka (40.8/+15%)
Todorovic (7.2/+15%)

Eyenga (18/+15%)
Ribas (12/+15%)

Landesberg (9.6/+4.3%)

Pívots

Norel (5/+15%)
Shengelia (24/+15%)
Randolph (24/+15%)
Báez (13/+15%)
Jordan (24/+15%)

Pustovyi (1/+15%)
Moerman (4.8/+15%)
Brooks (12/+15%)
Salvó (-1/+15%)

Diop (15/+15%)
Oriola (25.2/+15%)

He estado certero con los bases —lo de Doncic ha ido tal como preveía—, sobrevaloré a Todorovic e infravaloré a Oriola, que lleva un promedio por minuto de escándalo —1.56 puntos en el juego—. Cook y Ponitka dieron el pico que esperaba, y Shengelia se postula como fijo en los pívots.

La selección de la quinta jornada

Esta semana de Doncic se puede decir lo mismo que la anterior, la dureza del rival —Unicaja— favorece su participación y ni siquiera descartaría que pudiese volver a subir el 15% —necesitaría un 27 con victoria—. No sé si ya había pasado alguna vez que un base sea el jugador más caro. Salvo Blazic, que es la referencia ofensiva del Andorra —destacó la jornada pasada y ha sido el mejor del Morabanc en Turín el martes— y tiene un partido propicio, el resto de opciones del primer escalón ya son jugadores caros. Pustovyi y Norel, a pesar de las malas valoraciones de la semana pasada, siguen siendo opciones preferentes: uno tiene todavía mucho broker acumulado y el otro apunta a pico contra el Burgos.

Bases

Doncic
Heurtel
Granger

Cook
Rupnik

Oliver

Aleros

Green
Ponitka
Eyenga
Blazic
Thomas

Cruz
Eriksson
Causeur

Ribas

Pívots

Norel
Pustovyi
Shengelia
Tomic

Oriola
Tobey

O’Leary
Báez
Diop

El equipo del blog

Con Andrómenas la jornada ha salido redonda. Ha sido el mejor de mis equipos con 189.6 puntos —908º de la jornada— que me acercan hasta el 2661 de la general —un salto de casi 7 mil puestos—. Todos mis jugadores han subido su valor un 15%: he ganado más de 1.3 millóns, aunque es el aspecto en el que va peor —por la ruina de la primera jornada—. El gran quebradero de cabeza  ahora es la caja. El objetivo del Top 1000 queda a menos de una treintena de puntos. También esta jornada los tres jugadores que entraron en el equipo han sumado una mayor diferencia —52 puntos— con los tres que habían salido —y eso que Campazzo y Anosike han hecho mejor partido de lo que esperaba—.

En este equipo, y no solo en este —me pasa incluso en mi mejor—, se da la paradoja de que no estoy satisfecho con los jugadores que me quedan y al mismo tiempo voy a dejar un cambio sin utilizar. La selección de esta semana —y va a ser la tendencia— es de jugadores caros, por lo que los que me generan dudas, como Diop o Cook, tienen alternativas —Pustovyi y Granger— alejadas de mi presupuesto. Las opciones más económicas me parecen elecciones peores que los que ya tengo en el equipo, así que… Por más vueltas que le he dado, la mejor opción menos mala me sigue pareciendo dejar un cambio sin hacer y 200 mil en caja. Algo que no me gusta un pelo, sabiendo lo retrasado que voy en el broker. Parece la típica jornada en la que a posteriori lamentaré la decisión, pero ahora no veo alternativa.

Entra Oriola por Brooks, el norteamericano con pasaporte italiano tiene un partido difícil y problemas estomacales. El rival de Pierre, Estudiantes, le es favorable; el 4 del Barça dará pasta algunas semanas más y está saliendo a aprovechar cada minuto sobre la cancha —un cuarto de hora debería de ser suficiente para valorar bien—. Las rotaciones de Sito me dan miedo, pero a pesar de ello me parece la mejor opción en ese rango de precio. Ribas podría haberse quedado, por rival, rendimiento y broker sigue siendo buena opción; aunque supongo que el partido será cómodo para el Barça y no descarto que Alonso aproveche para darle minutos a los menos habituales en el perímetro. Blazic debería tener más importancia en su equipo, está creciendo, el rival parece propicio para dar un pico y no le queda mal calendario.

Muchas dudas; poca plata.