Balance de la quinta jornada

La quinta ha sido la mejor jornada de lo que va de temporada —y probablemente de lo que resta— para mis equipos. Mi mejor no solo aguanta una semana más ahí arriba, sino que asciende hasta el 2º de la general! Ya estaba flipando con el 18º, ahora… He subido esos 16 puestos gracias a los 239 puntos que me han metido por segunda vez este año entre los 100 mejores de la jornada. Supero el millar de puntos acumulados —1064— con un promedio de 212 y 12.16 millones de broker. La clave de esta subida está en el hecho que apuntaba la semana pasada —y que tanto me preocupaba—: no gasté los tres cambios. Acerté con uno de los que entraron, si, Blazic —que estaba en menos del 10% de los equipos—, pero lo más importante fue mantener a algunos de los que ya tenía, en especial a Eriksson y Pustovyi que venían de malas actuaciones. Me temo que salieron —sobre todo el sueco— de unos cuantos de los equipos que estaban arriba, que además seguro que tenían a otros jugadores que eran buena opción pero fallaron, como Eyenga o Báez. Ambos estaban en mi selección de la semana pasada, aunque no entraron en ninguno de mis mejores equipos. El azar juega un papel fundamental. A esa selección le ha ido así:

Bases

Doncic (31.2/+14.8)
Heurtel (16/+15)
Granger (21.6/+4.8)

Cook (6/+15)
Rupnik (0/+1.4)

Oliver (9.6/+15)

Aleros

Green (4.8/+15%)
Ponitka (26.4/+15)
Eyenga (6/+0.3%)
Blazic (23/+15)
Thomas (28.8/+15)

Cruz (22.8/+15)
Eriksson (33.6/+15)
Causeur (3.6/+15)

Ribas (6/+15)

Pívots

Norel (24/+15)
Pustovyi (24/+8.7)
Shengelia (39.6/+15)
Tomic (11/+13.4)

Oriola (11/+15)
Tobey (1.2/-2.7)

O’Leary (15.6/+15)
Báez (3.6/+0.2)
Diop (8.4/+15)

Había elegido pocas opciones baratas —acerté con Blazic y Cruz y fallé con Rupnik— y los caros que entraron lo hicieron casi todos bien —como la pasa semana con lo de Norel, el 4.8 de Green es anecdótico y no ha marcado diferencias, está en todos los equipos—. No hay mucho que decir. Ha salido tan bien como podía.

La selección de la sexta jornada

Cada jornada llegáis nuevas personas a estos artículos, supongo que debido al reclamo de la buena clasificación actual. En el artículo previo al comienzo del juego explico de qué van estas selecciones, pero lo voy a repetir para los que vais llegando. Tras —durante, en verdad— el análisis de la jornada, de mirar muchos números, tendencias, calendarios y todas esas cosas que allí explico, hago unas listas por posiciones con los jugadores que me parecen más interesantes para la jornada, ordenados de mayor a menor. Además, los distribuyo en escalones de longitud variable. El jugador de abajo respecto al de arriba en un mismo peldaño tiene una diferencia menor que el último de un escalón respecto al primero del siguiente. Por ejemplo, la semana pasada Granger me parecía un poco peor opción que Heurtel —porque este tenía una mejor opción de broker—, pero mucho mejor que Cook, el primero del siguiente peldaño. Esa es la manera en la que hay que leer estos listados.

Siendo franco, no tengo conocimientos suficientes para dar consejos a nadie sobre qué jugadores llevar. Que este año le vaya bien, por lo de ahora, a uno de mis equipos es algo coyuntural. No obstante, por sexta jornada consecutiva, dejo mi selección por si os sirve de algo. Es la misma que utilizo para hacer los cambios en todos mis equipos, incluido ese que va segundo en la general —el equipo inicial y todas las sustituciones que me han llevado hasta ahí han salido de estas listas públicas—.

Bases

Doncic
Granger

Campazzo
Heurtel
Tabu

McCallum
Cook

Chery

Aleros

Ponitka
Green
Blazic
Cruz

Beaubois
Eriksson

Eyenga

Abalde

Pívots

Norel
Shengelia
Jordan

Abromaitis
Oriola
Brooks

O’Leary

Tomic

El equipo del blog

Con Andrómenas las cosas también han ido muy bien, aunque no tanto como en el mejor —porque no tenía pasta suficiente para meter a Pustovyi—. Con los dos cambios introducidos solo he ganado 15 puntos. De hecho, he sumado 17 con el cambio de Blazic por Ribas y he restado dos con el cambio de Oriola por Brooks. Al igual que en mi mejor, el acierto ha sido mantener a Eriksson y a algún otro y evitar los que no han cumplido con las perspectivas. He acabado con 224 puntos —714º de la jornada— que dejan el objetivo del Top 1000 muy cerca: 1068 de la general —subida de casi 1600 puestos—. La escalada está siendo constante desde el 18 mil inicial —con una bajada leve hace dos semanas—. Con el broker sigo atrasado: 11.63 millones —casi medio millón menos que en mi mejor equipo, lo que supone tener que poner un jugador medio en vez de un primer espada: Diop en lugar de Pustovyi—. Estoy más que contento con la trayectoria de este Andrómenas.

Los aleros no los voy a tocar, los cuatro que tenía siguen siendo buenas opciones. En los pívots, ha llegado el momento de deshacerme de Diop. La mejor opción para sustituirlo me parece Jordan. Es el jugador más importante de la Penya, juega en el Olímpic —donde suele subir sus prestaciones— y se enfrenta a la defensa interior que concede más valoración fuera de casa: la del Betis. Necesita superar los 15 para subir todo; lo veo muy factible.

Para hacerle sitio al jamaicano, necesito ahorrar en los bases. Doncic es fijo, con lo que tendría que vender al menos a uno de los otros dos: Heurtel y Cook. La salida del montenegrino de Brooklyn no me dejaría muchas opciones: solo Kenny Chery dentro de la selección —me da buenas sensaciones esta jornada, pero es un jugador muy irregular y parece un riesgo demasiado elevado en este fase de acumulación de broker—. Así que toca vender a Heurtel. Podría meter a Tabu, del mismo peldaño, que me parece un poco peor opción que el francés, o a Campazzo, más barato y mejor opción según mi análisis —creo que tendrá bastantes minutos, eso contra el Burgos debería significar una buena valoración, y al combinarlo con Doncic aumento las opciones de que lo que no sume uno lo pueda absorber el otro—. Me queda un poco en caja para ir a por McCallum, que viene de dos grandes valoraciones en ACB —21.6 y 20—, juega en casa casa, se enfrenta a Cook y solo precisa 11 para subir todo. Como contrapartida, ha tenido dos valoraciones discretas en las derrotas de esta semana en la Euroliga, mas ha sido contra rivales de mucha entidad.

Si pensase solo en el broker, hay opciones más seguras. A pesar del retraso respecto a otros equipos que llevo en temas monetarios, creo que voy a llegar sin problemas al presupuesto óptimo —que me permita fichar sin tener en cuenta el precio de los jugadores— al remate de esta fase de acumulación —no se debería extender más allá de la 8ª jornada—. Prefiero elegir jugadores que creo que tienen opciones de hacer muy buena jornada y en ese caso darían también esa revalorización; por el momento me está dando buenos resultados. Es un riesgo leve, de los que me puedo permitir. Para que quede constancia escrita, esta vez he estado a punto de tirarme a la piscina y meter a Granger —me parece la mejor opción en los bases tras Luka— y Chery, en la clásica venada que habría materializado mi yo de temporadas anteriores —así le fue—. A ver si he hecho bien en reprimirme.

Estos serán los cambios, a menos que haya novedades de última hora —que Doncic no haya viajado a Burgos, supongo que en ese caso ya se sabría, o que Norel cause baja por los problemas físicos que arrastra; mi impresión es que juegan ambos y en ese caso deben estar sí o sí en los equipos—.