La jornada transcurrirá en otro mundo, uno en el que no existen Norel, Doncic, el GBC ni los equipos de Euroliga. Un mundo ignoto y espeluznante.

Balance de la 12ª jornada

Hemos entrado en el segundo tercio de competición con una jornada muy dura, donde han fallado varios de los que nunca lo hacen y han aparecido héroes inesperados. En esas circunstancias, los 185.8 puntos de mi mejor equipo me permiten continuar en posiciones de cabeza: subo 3 puestos para situarme . El equipo, como siempre, ha salido de la selección que publico aquí cada semana.

Así le ha ido a esos jugadores:

Bases
Doncic (24)
Heurtel (25)
Huertas (12)
Cook (7)
Hannah (22)
Jaime (23)
Fisher (7)
Wayns (16.8)
Aleros
Ponitka (2.4)*
Neal (5)
Popovic (21.6)
Green (4.8)
San Emeterio (13.2)
Mumbrú (7.2)
Richard (24)
Blazic (4)
Eriksson (15.6)
Pívots
Norel (13)
Shengelia (25.2)
Jordan (13.2)
Pleiss (9.6)
Pustovyi (7)
Reyes (28.8)
Thompson (15)
Huskic (17)
A simple vista, se aprecia la dureza de la jornada. El análisis no ha resultado tan errado como parece por los colores —de hecho, mis equipos han subido—, solo que en el SuperManager a veces se dan jornadas tan extrañas como esta. Así, el base más valorado —contando el bonus— ha sido nada más y nada menos que Granger, que venía de un 3.6 y un 4.8, pero sobre todo había dado muy malas sensaciones. El que ha tenido una mayor valoración sin contar el bonus ha sido Albicy —27—. El base francés tenía una media de 6.5 de valoración, solo un par de veces había superado la decena y ni una sola la veintena. Los dos MVP son aleros y bandera: Martínez —ni San Emeterio ni Green— y Todorovic —¿Mumbrú? ¡Bah!— con un 31.2. Todas las jornadas hay invitados inesperados entre los mejores. No tan común es que varios jugadores fiables, sobre todo aleros, fallen al mismo tiempo. El premio se lo lleva Neal, que con 15 puntos y 7 rebotes ha conseguido valorar solo 5. Perdió 8 pelotas y fue expulsado por faltas personales, incluidas dos técnicas consecutivas —que ya habrían sido motivo de expulsión por sí solas—. Ponitka tiene un asterisco porque se lesionó después de publicar el artículo y lo fui actualizando con las informaciones sobre su estado. No fue hasta que restaba media hora para comenzar la jornada que se supo que iba a jugar tocado. Incluso dije en Twitter que no me iba a arriesgar con él en los equipos de la general. Con lo que al final en la práctica no era un jugador del primer peldaño. En cualquier caso, la mala jornada de otras de las alas destacadas minimiza la importancia del asunto.

Selección de la 13ª jornada

Viendo cómo me van las cosas desde que publico un análisis detallado de los jugadores, cualquiera lo deja ahora. Primero va la selección para los que no quieran ir más allá y después explico por qué esta configuración.

Si los partidos europeos o alguna novedad de última hora cambia las cosas, ya editaré el artículo y avisaré en mi cuenta de Twitter.

Bases
Jaime
Hannah
Wayns
Fisher
San Miguel
Cook
AleroS
Popovic
Eriksson
Blazic
Richard
Neal
Mumbrú
Vidal
Landesberg
Thomas
Pívots
Jordan
Balvín
Pustovyi
Kelly
Varnado
Huskic
Thompson
Podremos hacer un montón de cambios, muchos incluso podremos cambiar el equipo entero si queremos. La resolución que ha dado la dirección del SuperManager para la próxima jornada resulta bastante extraña: tendremos dos cambios extra —es decir, cinco en total— para recuperar el mogollón de jugadores que van a salir esta por el aplazamiento de los partidos de los de Euroliga. La voluntad de estas medidas debería ser minimizar o eliminar incluso el impacto de los aplazamientos, aunque no se cumple. Van a salir muchos más jugadores esta jornada que los que podremos recuperar la siguiente.

Si la medida no se sostiene si atentemos al espíritu que debería tener, al menos ofrece una nueva complejidad estratégica. Va a ser muy importante la planificación. Tendremos que repetir con 6 de los jugadores de esta elección, varios de los cuales no tendríamos en nuestros equipos en otras circunstancias.

Bases

En el primer escalón van dos valores seguros. Jaime Fernández, jugador formado en la cantera del Estudiantes, se encuentra en el mejor momento de la temporada. Lleva 7 jornadas por encima de los 10 de valoración —las 5 últimas superando los 15— y este fin de semana ha valorado 23 en la derrota de su equipo contra el Baskonia. Se enfrenta en Andorra a una de las defensas que más puntos conceden a los bases fuera de casa: Bilbao Basket. La semana que viene viaja a Santiago, una defensa complicada, pero en su estado es capaz de seguir valorando allí sobre los 15. Su bandera también es un valor estimable. Le acompaña otro jugador que está de dulce: Clevin Hannah. El neoyorquino ha superado los 20 de valoración en 3 de los últimos 5 partidos. Viaja a Zaragoza, que no es de las defensas más exigentes para los bases. En su caso, jugar lejos de Murcia no es un problema, sino al contrario: tiene una media de casi 4 puntos más fuera y esta temporada solo ha bajado en Barcelona de la decena. La semana que viene juega en casa contra una de las defensas que más valoración recibe de los bases: el Baskonia. No pinta nada mal a dos partidos.

En el segundo nivel van dos bases norteamericanos. Wayns ha confirmado su tendencia positiva —volverá a subir el 15% también esta jornada— y ha aportado 16.8 a la victoria de la Penya. Está siendo uno de los baluartes ofensivos de un mejorado Joventut: lleva anotados 15, 15 y 18 puntos en los tres partidos más recientes. Además, ha jugado en estas últimas jornadas más de 25 minutos por partido. Se mide al Burgos, que está progresando mucho también en su defensa de los bases en los últimos tiempos. La semana que viene va a Valencia, que es una defensa bastante permisiva con los bases contrarios. Su rival, Corey Fisher, que no ocupa plaza de extra por su pasaporte georgiano, ha vuelto a estar por debajo de lo que esperaba —aunque todo habría sido distinto si le entrase el triple ganador que intentó—. El viaje a Badalona debería serle propicio: fuera de casa aumenta su valoración en casi 9.5 puntos y solo ha bajado de la decena en Santiago. Además, jugó hace años en el equipo badalonés, factor siempre a tener en cuenta. La semana que viene vuelve a Burgos para enfrentarse al GBC, entonces debería salir de los equipos.

El tercer peldaño no luce mucho. San Miguel está en un gran momento anímico. Superó la veintena contra el Betis hace tres semanas, hace dos metió la canasta ganadora contra el Barça en un partido en el que había estado muy desacertado y este fin de semana ha sido uno de los líderes de su equipo y ha valorado 16.8 en un partido crucial en la lucha por la Copa contra el Unicaja. Viaja a Fuenlabrada, segunda peor defensa de los bases. Hay que apuntar que fuera de casa tiene una media inferior a los 6 de valoración y solo ha superado la decena —tras el bonus— en la primera jornada contra el Burgos. Por otro lado, contra las peores defensas lleva una media de 16 de valoración. La semana próxima tiene un partido más de cara en el derbi en La Laguna contra el Granca. El equipo de Luis Casimiro es el segundo que más recibe de los bases fuera de casa. Se esperaba mucho de Omar Cook en el último partido y ha decepcionado. El montenegrino de Brooklyn tuvo un día desastroso en el tiro —1 de 9 en lanzamientos de campo— y si ha conseguido valorar 7 fue gracias a los 11 pases de canasta que dio —lidera la clasificación de asistencias de la ACB—. Juega en casa —donde baja 3.5 su media— contra el Obradoiro —lejos de Santiago es una defensa más benévola— y la próxima semana tiene derbi contra el Madrid de visitante. A su favor hay que decir que todavía no ha encadenado dos partidos por debajo de 10 esta temporada. En una jornada normal no habría entrado en la lista, pero aquí las opciones son muy restringidas.

Como apuesta arriesgada fuera de la lista se podría nombrar a Albicy (olvidadlo, está tocado y es duda). No está teniendo una buena temporada, aunque el año pasado sí que era uno de los bases a seguir cuando jugaba en Andorra. Esta semana tiene partido en casa y viene de su único pico del año —27— contra el Baskonia. Nunca podría ser una apuesta a más de una jornada. También ha quedado fuera Bellas, que viene de un 24 en Badalona. Ha tenido un acierto muy grande de tres —5 de 6— para poder alcanzar esos 24, algo que no es habitual en él —llevaba menos de un triple anotado por partido con porcentajes inferiores al 30%—. Además, el base madrileño baja mucho en casa —casi 6 puntos—, donde solo ha superado dos veces la decena este año —12 y 13.2—.

Aleros

La de alero vuelve a ser la posición que mejores opciones ofrece. El primer peldaño lo abre un jugador que está viendo el aro como se fuese un anillo de Saturno. Popovic viene de anotar 7 triples —de 15 intentos— en la trabajada victoria de su equipo en Burgos. Sumó así su 4º partido por encima de los 20 de valoración. El Canarias tiene una buena defensa, pero ahora mismo nadie parece poder pararlo. La semana que viene visita el Palau Blaugrana. Ya sabéis que el Barça es de los que más reciben de los treses. Así que para qué decir más: nos vale para esta, para la próxima y mientras le dure la racha. Otro que apunta por encima de la veintena es Eriksson. El escolta sueco juega en casa —donde tiene una media superior a los 20—, contra una de las peores defensas de los aleros —Betis— y con más minutos y protagonismo desde la marcha de McKissic. La semana que viene juega en una de las canchas más complicadas —la del Canarias— y con una de las mejores defensas. Así que lo mejor es aprovechar la bandera y el probable pico esta semana, buscarle un sustituto la próxima y después, contra el Bilbao Basket en Gran Canaria, será otra vez una gran opción. Jaka Blazic vuelve a jugar en Andorra, donde viene de pinchar con el Baskonia y también lo había hecho la vez anterior contra el Unicaja. No obstante, esta vez se enfrenta a la peor defensa de los aleros: el Bilbao Basket. En sus dos partidos contra los que peor defienden su posición ha hecho 23 —Zaragoza— y 34.8 —Betis—. Apunta a pico y la semana que viene va a Santiago. Fuera de casa su media aumenta en cuatro puntos y los santiagueses no son una de las defensas más exigentes para los aleros. Patrick Richard también repite en casa contra una defensa propicia, en este caso la del Burgos. Contra el Zaragoza de Neal, que tampoco destaca por su defensa exterior, ha anotado 23 puntos, con mucha decisión y carácter en la remontada de la Penya. Su promedio como local se acerca a los 20. También nos dará un buen dinero —hasta 145 mil si logra hacer un partido similar al de la semana pasada—. Así que todo es favorable para él, salvo, como en el caso de Eriksson, el calendario: la semana que viene juega fuera —donde no llega a 9 de media— contra el Valencia Basket, mejor defensa de los aleros en cancha propia. Precisamente Neal cierra este nivel. El ex-Nba hizo un primer tiempo según lo previsto, pero en el segundo, conforme a la reacción verdinegra y ciertas decisiones arbitrales, su juego se fue ofuscando cada vez más. Tomó malas decisiones, ayudó poco a su equipo y fue expulsado. Como decía, a pesar de ello consiguió 15 puntos y 7 rebotes. Así que debería quedar como un suceso puntual. Sigue teniendo muchos minutos —acumuló 31 y sin la expulsión habría jugado el partido casi completo—, todos los balones que quiere —la llegada de McCalebb no lo va a cambiar por ahora porque no tiene ritmo de competición— y su dinámica era fantástica. También a su favor tiene el calendario: la semana que viene va a Sevilla y después recibe al Estudiantes.

Segundo nivel. Otra de las decepciones de la jornada ha sido Mumbrú, que vio como Todorovic le pasaba por la derecha hacia el MVP en la victoria en Bilbao contra el Estudiantes. Estuvo muy mal desde los 6.75: 1 de 7, algo que no se va a repetir con frecuencia. Es interesante para esta porque fuera de casa está teniendo una gran fiabilidad: casi 18 de media y solo ha bajado de 10 en la jornada inaugural —y por poco, hizo un 9—. Además es de los pocos cupos interesantes. El rival puede parecer poco apetecible: el Andorra es la segunda mejor defensa de los aleros —también la peor de los pívots, que en este caso es relevante—. Pero el juego de Mumbrú no se está viendo afectado por eso, está valorando en números muy similares —algo por encima de los 15— tanto contra las peores defensas como contra las mejores. Lo malo es que la semana que viene juega en casa —donde desciende casi 7 puntos su media— contra el Unicaja. En el caso contrario está Vidal, que valora casi 6.5 más en Badalona. Lo dicho: Burgos, defensa favorable, buena dinámica de su equipo… pero también sería solo para esta jornada, después tendrá que ir a Valencia. Landesberg juega en casa, donde solo no ha cumplido contra el Fuenla —una de las mejores defensas de los aleros— y promedia 19.8. Después juega como visitante contra el Real Madrid y se une al grupo de buenas opciones para esta jornada que no deberíamos mantener la siguiente. Y cierro este segundo nivel, que también será el último, con Matt Thomas. Después de sus cinco jornadas por encima de 20, lleva cuatro por debajo, con lo que ha salido un poco de radar. No obstante, se enfrenta en Madrid al Estu, una de las peores defensas de los aleros. Contra las peores cinco defensas de los aleros —ha jugado 4 partidos contra ellas— lleva una media de nada menos que 25 de valoración. Sí, has adivinado, la semana que viene no tiene un partido tan favorable, se enfrenta a la segunda mejor defensa de los aleros: Andorra. Pero es en Santiago, donde promedia 18.

He dajdo fuera a Ponitka. Al final no se ha perdido ningún partido por la lesión, pero se ha visto que no estaba para jugar. Ni tenía el mismo nivel de actividad ni de confianza. En Champions ha estado 10 minutos en pista y ha hecho 12 de valoración, pero no he visto el partido y no sé qué impresión ha dado (según comentan aquí se ha resentido de su lesión).

Pívots

En los pívots la cosa no ofrece tantas posibilidades. Primer escalón. Decía hace dos semanas que estos dos partidos en casa de Jordan iban a ser propicios para que volviese a superar la veintena. No ha sido así en la primera oportunidad, se ha quedado en 13.2. Lo cierto es que no se ha debido a una falta de acierto —60% en tiros de campo—, sino a que Ocampo jugó muy poco para él: solo lanzó cinco veces a canasta en 28 minutos en cancha. El juego de la Penya se centró en la ofensiva desde el perímetro. Lo habitual es que lance bastante más y también fuerce más faltas —es de los mejores pívots en el lanzamiento de libres—. Es difícil que se repitan esas circunstancias contra el Brugos, que además es la peor defensa interior. Y si está en lo alto de la lista es porque en el próximo partido, a pesar de que sea lejos de Badalona —su media ya no baja tanto fuera—, se enfrentan a una de las defensas más benévolas con los pívots en su propia cancha: el Valencia Basket. Puede entrar y quedarse.

Seguimos en el primer nivel, pero cambio de párrafo porque requiere desarrollo. El talentoso pívot checo Ondřej Balvín está en un gran momento: en los últimos 4 partidos ha superado la veintena en 3 —solo ha fallado contra el Mdrid—. Juega en casa —donde tiene una media de 17 y solo ha bajado de la decena contra el Joventut de Jordan—. La estadística indica que su rival, el Betis, es propicio. Dice que la media de valoración recibida por los interiores verdiblancos los coloca entre los peores fuera de casa —en Sevilla son los segundos mejores—, aunque lo cierto es que semana a semana esa media está descendiendo: 26, 36 y 21 han sido las valoraciones totales recibidas de los pívots —suma de todos— en los últimos tres partidos. Eso sitúa al Betis también en la élite defensiva fuera de casa en tiempos recientes. Si el perfil de cinco alto lo suelen defender muy bien en Sevilla (ni Pleiss ni Pustovyi valoraron bien allí y solo Tavares ha superado la quincena —19.2—), fuera de casa han tenido problemas para poder contener a los pívots grandes de cierta relevancia a los que se han enfrentado: Norel —43.2—, Jordan —27.6— y el otro que falta es Shermadini, que jugó muy poco en una victoria cómoda del Unicaja, aunque en esos 9 minutos tuvo tiempo de sumar 10.8. En definitiva, el Betis es una defensa más complicada de lo que pueda parecer, pero con su perfil de jugador y haciéndolo como local, sumado a su momento de forma, lo convierten en una buena opción. La semana que viene, contra el Canarias fuera, su continuidad es más dudosa.

Siempre digo que es mejor no llevar a Pustovyi lejos de Santiago, mas haremos una excepción por las circunstancias. Los pívots grandes están creándole muchos problemas al Estudiantes: Norel, Pleiss, Balvin, Shermadini y Diop han superado la veintena contra ellos. Deberían tener problemas también para contener a Artem si es capaz de controlarse con las faltas. Más a su favor es el partido de la semana próxima: juega contra el Andorra —tiene un juego interior que concede mucha valoración— en Santiago —su media crece casi 9 puntos hasta situarse por encima de los 20 en Fontes do Sar—. Es uno de los jugadores que podrían repetir y que tanto necesitamos encontrar esta jornada. Kelly solo había subido una vez de la veintena en las diez primeras jornadas, bien es cierto que se había movido la mayor parte de las veces por encima de 10, pero en los dos últimos partidos ha hecho 31.2 y 24 en las victorias contra el Obradoiro —en casa— y Murcia —fuera—. El Granca no es de las defensas más exigentes —ni tampoco de las menos—, donde mejor se está desenvolviendo es precisamente ahí: tiene una media de 20.4 contra las defensas que no son ni de las 5 mejores ni de las 5 peores. La semana que viene recibe al Zaragaoza en Sevilla, que también estaría en ese grupo —es la octava que menos puntos recibe de los pívots y es la cuarta fuera de casa—. Si su plaza de extra no supone un problema, también podría aguantar en los equipos.

El segundo escalón también será el último —la jornada no da para más—. Decía dos semanas atrás que Varnado era muy fiable en casa donde nunca había bajado de 15. Se marcó un 1 contra el Unicaja para contradecirme. Si lo tomamos como excepción, es probable que se mueva contra el Murcia en torno a 15. Fuera de casa sí que baja mucho —aunque venga de un 17 en Badalona— y no deberíamos considerarlo para la que viene —en la que por encima va a Sevilla, y ya sabéis lo que hay—. Completo la lista con los dos cincos del Burgos. Tienen un rival favorable en la Penya, que es el tercer equipo que más recibe de los pívots. El problema que padecen ambos es que bajan una barbaridad su aporte lejos del Coliseum: 7.5 cada uno. Thompson queda con un promedio de 11.27 y Huskic de 8.23. No obstante, el serbio ha estado mejor en las dos últimas salidas —sin grandes números—: 12 y 16 frente a los 9.6 y 2 del norteamericano. Si entran en la lista es porque la próxima jornada tienen un buen partido en Burgos contra el GBC —que es una defensa amigable con los pívots—. Así que solo se debería pensar en meter a alguno de ellos si fuesen a continuar en el equipo.

Dejo fuera a Báez y Abromaitis entre los relevantes. El dominicano, que viene de un gran partido en Barcelona, está siendo demasiado irregular en sus valoraciones como para considerarlo y el Betis no va a dar pie a que dos interiores valoren bien. El estadounidense ni fuera esta jornada contra el Fuenla ni en casa la próxima en el derbi tiene por delante partidos fáciles, con lo que hay otras opciones de menor riesgo. No hay ninguna bandera que valga la pena nombrar en los pívots —aunque seguro que alguna dará la sorpresa—.

El equipo del blog

Esta vez Andrómenas no ha sido la excepción y también ha subido 202 puestos. Ahora va el 1611 gracias a los 177.2 puntos de esta jornada. El Top 1000 queda a veintitantos puntos. Dicho así no parece tan lejos.

Como esta semana no hay restricción con los cambios y los jugadores disponibles son lo suficientemente baratos, puedo seguir la selección al pie de la letra —en la captura tenéis el equipo al completo, así que no voy a repetirlo—. Elijo dos banderas en los bases y otras dos en los aleros. Más o menos tengo claro que recuperaré a Doncic —por San Miguel—, Norel —por Balvín— y Shengelia —por Kelly—. Los otros dos cambios deberían salir del trío Eriksson, Mumbrú y Richard.