Balance de la 15ª jornada

Superadas ya las consecuencias de los aplazamientos, la jornada se prestaba a variaciones clasificatorias. En algunos equipos he subido mucho y en otros me he mantenido. En mi mejor he perdido un puesto, del 3º al 4º de la general, y la distancia con el liderato ha crecido cuatro puntos hasta los 22. Variaciones de poca envergadura. La apuesta conservadora por Dubljevic en vez de Shermadini ha salido mal.

Así les ha ido a los elegidos de la semana pasada:

Bases
Doncic (14.4)
Jaime (18)
Heurtel (20.4)
Hannah (29)
Van Rossom (19)
Cook (12)
AleroS
Popovic (10.8)
Schilb (18)
Landesberg (14)
Eriksson (18)
Blazic (-2)
Vidal (1)
Hanga (6)
Mumbrú (8)
Pívots
Norel (26.4)
Shengelia (7.2)
Kelly (16)
Dubljevic (4)
Shermadini (25.2)
Jordan (16)
Reyes (10.8)
La selección ha estado marcada por Dubi. Tanto los bases como sobre todo las primeras elecciones de los aleros han funcionado bien con respecto a otras opciones populares, pero el orden de los pívots ha neutralizado los aciertos anteriores. Me equivoqué al poner a Dubi tan arriba. En el partido se pudo apreciar que no estaba en las mejores condiciones, de haber visto alguno de los choques anteriores del montenegrino no habría cometido el error de situarlo tan alto. Si llevábamos a Sherma en sus sitio —sí avisaba en el texto que el georgiano tenía una mayor probabilidad de pico—, la jornada nos habrá ido muy bien. El problema no fue primar una opción más prudente, que eso a la larga da mejores resultados, sino otorgar a Dubi una fiabilidad que no le correspondía por su momento de juego —por más que viniera valorando sobre los 15—.

Selección de la 16ª jornada

Primero pongo la selección y después la explico. Si alguna novedad de última hora cambia las cosas, editaré el artículo y avisaré en mi cuenta de Twitter de los cambios.
Bases
Doncic
Heurtel
Jaime
Granger
Hannah
Wayns
Van Rossom
AleroS
Schilb
Blazic
Landesberg
Ponitka
Popovic
Abalde
Pívots
Norel
Shengelia
Reyes
Kelly
Pustovyi
Brown
Stevic
Jordan
Esta jornada la elección de banderas va a ser crucial: ¿3 banderas en los bases?, ¿tal vez dos en los pívots?, ¿una en los aleros? Los últimos billetes a Gran Canaria para la Copa y los puestos de cabeza de serie deberían suponer un plus de motivación para los implicados en la la lucha.
Bases

Una vez más, los bases ofrecen muy buenas opciones en este primer peldaño. Luka Doncic sigue siendo fijo. Contra una Penya que ahora mismo es uno de los equipos más débiles de la liga, no entró hasta casi el descenso y solo estuvo en cancha 13 minutos, que le bastaron para sumarnos 14.4. Salvo que sea baja confirmada alguna jornada, no debería salir de los equipos. Thomas Heurtel ha pasado por tercera semana consecutiva de los 20 —en el aplazado, que no computa para el juego, había hecho 16.8—. En un Barça que va a más y con una rotación amplia —lo que no ayuda a que pensemos en otros jugadores— es el hombre más fiable para el SM. Esta semana regresa al Palau, donde lleva una media de más de 23, contra un rival duro: el Unicaja. Pero no hay que temer, cuando recibieron a los malagueños en Euroliga —con derrota, el momento del Barça era muy diferente— sumó 24 y recordemos que todavía no ha bajado de 16.8 en casa este año. La bandera de Jaime Fernández y su regularidad —8 jornadas superando los 15 de valoración— hacen que debamos considerar seguir una semana más con él en nuestros equipos. Tiene un partido muy especial contra el equipo en el que se formó, el Estu no es una de las defensas más benévolas ni de las más exigentes, donde tendrá un extra de motivación, mas también un extra de presión desde la grada. Fuera de casa baja sus prestaciones más de 6 puntos de media, con todo, en los tres últimos ha hecho 16, 15.6 y 21.6. Menos regular pero con mayor probabilidad de pico se presenta Granger. Hizo una segunda parte magnífica en la importante victoria contra el Valencia Basket de la última jornada que le permitió acabar con un 30 —25 más bonus—. Fue el base más valorado de la jornada. La sensación que dio fue muy diferente a la que mostraba un mes atrás —cuando Huertas incluso lo había adelantado en la rotación—. Se le vio con una superioridad física total y pleno de confianza. No obstante, en la entrevista pospartido, dijo que andaba con problemas físicos —desde luego esa no fue la impresión que dio en pista—, así que hay que tenerlo en cuenta —en la Euroliga ha vuelto a jugar por encima de los 20 minutos en una victoria cómoda contra el Olympiacos, donde fue baja Macerlinho, que será duda para la ACB—. El rival de la jornada le es propicio: el Canarias es el quinto equipo que en su cancha concede más valoración de los bases rivales. Granger no destaca por su regularidad, en los cuatro últimos partidos —incluido el aplazado— ha hecho 28.8, 7, 6 y el 30 de esta. No parece tener término medio. Si está acertado en el lanzamiento —no lo ha estado en la Euroliga y a pesar de ello ha superado la decena de valoración—, dará un pico.

El segundo escalón lo abre el base que más ha valorado tras Granger —o le que más si dejamos el bonus al margen—: Clevin Hannah —29—. Estuvo espléndido en la derrota de su equipo en Fuenlabrada. Ahora regresa a Murcia, donde su media desciende más de 6 puntos y solo ha superado la decena de valoración —bonus al margen— en uno de los últimos cinco partidos.  La buena noticia es que en ese único partido por encima de 10 hizo 22 en la derrota de su equipo contra el Betis —una de las peores defensas de los bases—. La del Granca, su rival, que no es tan mala en general, baja mucho fuera de la isla, donde se convierte en una de las más accesibles. No se puede descartar una buena valoración de Hannah, por eso está aquí, aunque su poca fiabilidad en el Palacio de Deportes me lleva a pensar en otros bases antes que en él. En cualquier caso, no es un cambio obligatorio. Y ojo que los dos bases del Granca son duda para esta jornada. En una Penya en caída libre con cuatro derrotas consecutivas destaca, para bien, el base norteamericano Maalik Wayns. Su condición de extra condiciona mucho menos su entrada en los equipos que jornadas atrás, cuando había muchos no comunitarios de importancia —Green, Thomas, Neal, Richard, Thompson…—. Está siendo, con mucho, el anotador más constante del Joventut: 15, 15, 18, 18 y 22 en sus últimos partidos. Y no solo eso, la Penya funciona mucho mejor —o al menos no es tan mala— con él en pista, lo indica su +/- y la sensación que transmite el equipo. Una vez tomado el ritmo de la competición —tras las cuatro primeras jornadas— está valorando con independencia del rival y de la cancha. Esta semana visita Bilbao, para enfrentarse a una de las peores defensas de los bases, y la siguiente recibe al Murcia, una de las mejores. Podemos esperar que siga, en ambos partidos, sin descender de los 14 —14, 15, 16.8, 14 y 25 lleva en sus últimos encuentros—. Sam Van Rossom ha vuelto a jugar 30 minutos y ha sumado otros 19. El base belga seguirá siendo interesante mientras el Valencia Basket ande corto de exteriores. Con el debut de Sergi García en ACB este fin de semana sus números deberían comenzar a decrecer, aunque es posible que todavía rasque una buena valoración —en la Euroliga, ya con Sergi, ha estado 25 minutos en vista y ha valorado 14—.

Fuera de la lista, Omar Cook tiene un partido muy duro contra el Andorra, una de las mejores defensas de los bases. Por más que San Miguel Pozas tengan partidos favorables en casa contra defensas benévolas con los bases, no vale la pena pensar en ellos teniendo a Doncic, Jaime y Granger en el primer escalón. Los cazajornadas pueden pescar en el Valencia-Zaragoza, tanto McCalebb —que ya dio un pico la última jornada— como el debutante Sergi García que se enfrentará a sus excompañeros podrían dar la sorpresa en un choque en el que no destacan las defensas de los bases.

Aleros
Nueva cara en lo alto de este primero nivel: Blake Schilb es el alero en mejor momento. En la derrota contra un implacable Barcelona volvió a sumar 18 y siguió dando muy buenas sensaciones. La fuerza y la valentía que muestra partido tras partido están marcando este ascenso a un puesto fijo en nuestros equipos —su peor valoración es de 17, sin contar bonus, en las últimas 5 jornadas—. Tiene dos partidos consecutivos fuera de casa —20.4 y 25.2 hizo la otra vez que enlazó dos partidos a domicilio esta temporada—: Burgos —tercera defensa que más encaja de los aleros y la que más en las últimas 5 jornadas— y Baskonia, que está mejorando bastante en los últimos partidos, aunque tampoco debería ser obstáculo en el momento actual del jugador con pasaporte checo. La última semana nos fastidió en los equipos en los que apostamos por él (-2) y está siendo uno de los jugadores más vendidos, no obstante, para mí Blazic es una de las alas más recomendables de la jornada. El jugador esloveno, todo energía, se trata de uno de esos casos extraños —como Hannah— que aumentan sus prestaciones lejos de su afición: 18 de media fuera del Principado —crece 7 puntos su valoración—. Lleva 23, 21, 24, 19.2 y 24 en sus últimas 5 salidas y después de un mal partido de valoración siempre ha valorado por encima de la decena en el siguiente. Es más, salvo un 23 en casa, siempre ha superado la veintena tras un mal partido. Esta semana estuvo mal en el lanzamiento, pero su encuentro no fue ni mucho menos tan desastroso como muestra la valoración. Fue uno de los jugadores clave en la remontada truncada a través de su actividad defensiva. Lo vi bien y creo que va a estar a la altura de este primer peldaño en Madrid contra el Estudiantes; los números también están de su lado. La semana que viene regresa a Andorra para enfrentarse al Barcelona, entonces debería salir de los equipos —o tal vez no, ya sabemos el efecto que tiene el Barça en los aleros—. El 14 de Landesberg estuvo algo por debajo de lo esperado. Si tenemos en cuenta que no anotó ninguna canasta de 2 —0 de 7—, habla bien de su fiabilidad actual: 28, 24, 4.8 —contra el Obra en Madrid es su único tropiezo—, 23, 39.6 —aplazado de la primera jornada contra a Penya— y 14 en los últimos 6 partidos. Este martes en la Champions solo jugó 16 minutos en una victoria cómoda, en los que le bastó para anotar 14 puntos. El rival no es de los más fáciles, el Andorra de Blazic, pero en su estado actual no debería tener problemas para al menos moverse sobre el 15. Si tiene un días inspirado, es de los jugadores que nos pueden dar un pico contra cualquiera. La semana que viene visita La Laguna —la del Canarias es una buena defensa de los aleros—.

En el segundo escalón aparecen el alero más valorado de la temporada y el que ha tenido más presencia en el primer nivel en los últimos tiempos. Ponitka regresa a estas líneas tras la lesión de rodilla que le llegó cuando mejor estaba. Volvió con un 12 fuera de casa y ahora recibirá en el Santiago Martín al Baskonia y después al Estudiantes, dos defensas bastante permisivas con los aleros —aunque si está bien, tanto le da el rival—. En el partido de Champions de esta semana ha jugado 22 minutos y ha hecho 8 de valoración con malos porcentajes: 27% en tiros de campo —3 de 11— y 66% en libres —4 de 6—. Aunque necesita coger ritmo para poder recuperar el nivel anterior a la lesión, no creo que necesite muchas semanas para eso, pero dudo que vaya a dar pico ya en esta. Sí está claro que va a permanecer mucho tiempo en cancha —la lesión de larga duración de Richotti deja unos cuantos minutos para repartir entre el juego exterior—, su equipo se juega la Copa y él es su jugador más importante, debe asumir la responsabilidad. Si ajusta el punto de mira, valorará bien. No es mal momento para recuperarlo, no obstante, tampoco es mala idea darle una semana más de margen. Marko Popovic está saliendo de millares de equipos. El veterano croata firmó la última jornada un partido más discreto de lo que nos tenía habituados en los dos últimos meses. A pesar de todo, cuando la pelota más quemaba, tomó la iniciativa y anotó la canasta de la victoria a pesar de la gran defensa de Oleson. Ese tiro no solo valió una victoria, sino también un billete para la Copa de Gran Canaria y evitó que bajase de la decena ocho jornadas después de la última vez. Ese 10.8 unido al calendario —Real Madrid y Valencia Basket, ambos fuera de casa— están detrás de su venta masiva. Lejos de Fuenlabrada su media cae 5 puntos y queda en 13.74; no obstante, sus últimas cuatro salidas han ido así: 15.6 (Estu), 24 (GBC), 21.6 (Burgos) y 19 (Barça). Los cuatro tienen en común que no son grandes defensas de los aleros, al contrario que Madrid —4ª— y Valencia —1ª—. Con la clasificación para la copa ya cerrada, tenemos la incertidumbre de cómo afrontará el partido el Fuenlabrada, si eso afectará a su tensión y bajarán un poco el nivel de forma inconsciente con el objetivo ya en el zurrón o si eso supondrá una motivación extra para intentar mantener el puesto de cabezas de serie que tienen ahora. Casi todo apunta a la venta. Ahora vamos con las razones para meterlo en la lista, aunque en una posición mucho más baja que en las semanas anteriores. En las dos últimas jornadas los anotadores exteriores de Estudiantes y Penya ha valorado muy bien contra el Madrid a pesar de su buena defensa: Landesberg hizo un 23 —con 29 puntos anotados— y Wayns llegó a los 25 con 22 puntos anotados. El Madrid no tiene necesidad de parar a un jugador concreto para poder ganar partidos. Así que no sería raro que Popovic, referencia ofensiva del Fuenla, también pudiese anotar bien y en consecuencia conseguir una valoración apreciable. También juega a su favor esa regularidad, que nos haya garantizado valoraciones por encima de la decena durante ocho jornadas también invita a pensar que pueda volver a superarla esta semana. En definitiva, es el mejor momento de las últimas semanas para venderlo, pero tampoco es obligatorio hacerlo ahora debido a la fiabilidad demostrada durante tanto tiempo.

En el siguiente párrafo explicaré por qué he excluido a cada una de las banderas más populares, en este diré por qué apuesto por un cupo inesperado en el tercer nivel. Estoy hablando de Alberto Abalde. No hay mucho número que avale esta elección: en todo el año solo ha superado la veintena dos veces —21.6 contra Granca y Penya, ambos en casa— y solo otra más la decena —13.2 en Murcia—. También es justo decir que ha estado bastante tiempo en la enfermería. ¿Por qué entra entonces? Green es probable baja —al parecer llevaba ya varios partidos arrastrando problemas, igual eso explica en parte su bajada de rendimiento, y no ha jugado en Euroliga— y debutará Sergi García, ambas circunstancias favorecen al exterior gallego, porque por estilo de juego es el que mejor puede suplir al norteamericano y la irrupción del mallorquín debería reducir la importancia de Rafa Martínez, con lo que deberá asumir más responsabilidad anotadora. Está rindiendo mucho mejor en casa —11.72 de media, casi 8 más que fuera— y tiene por delante dos partidos en la Fonteta: Zaragoza —defensa que permite mucho de los aleros— y Fuenlabrada —que es de las mejores defensas exteriores—. En el partido de este jueves en la Euroliga —otra derrota, esta vez contra el campeón—, jugó ya 25 minutos y fue el máximo anotador de su equipo con 11 puntos —sin fallo en los tiros de uno y de dos y 0 de 3 en triples— y consiguió una valoración de 17. Para esta jornada me parece una buena opción, pero es más una impresión que algo mensurable. Si en algún equipo necesito incluir una bandera en los aleros, será la suya.

Explicaré ahora por qué quedan fuera de mi lista los aleros bandera más habituales. Ningún otro alero ha valorado tanto en los últimos tres partidos del SuperManager como Rafa Martínez. Las bajas del juego exterior taronja, en especial las de los bases, hicieron que sus minutos y su aportación numérica creciesen de manera muy significativa. Sin Vives en el equipo tiene una media de casi 21 de valoración por partido en el juego. Lleva 31.2, 28.8 y 13 en los tres últimos partidos computables para el SM, a los que hay que sumar el 10 del partido aplazado. Con lo que, en realidad, en los dos últimos partidos ha hecho un 10 y un 13, que ya no parecen tan atractivos. El Zaragoza no es una gran defensa exterior —ni de bases ni de aleros—, lo que podría favorecer una buena valoración del catalán, y además es en Valencia, donde Rafa duplica su valoración. No obstante, el debut de Sergi García no debería jugar a su favor, la vuelta de dos bases a la rotación valenciana debería restarle minutos y presencia —menos balón en las manos y menos tiros—. La vuelta de San Emeterio tampoco ayudará —aunque tiene un menor impacto—. El partido de la Euroliga parece confirmar la teoría: ha reducido a menos de 21 sus minutos, solo anotó 5 puntos y valoró negativo (la jornada anterior de la Euroliga había jugado casi 24, había anotado 17 y valorado 20). Tampoco hay que perder de vista que Rafa pertenece al mismo club que San Emeterio o Cabezas, son de esos jugadores que se salen cuando no los llevamos y, cuando accedemos a ficharlos, suelen agradecérnoslo con un señor negativo. De Eriksson ya decía en el artículo anterior que era venta obligatoria para esta semana. Fuera de casa rinde mucho peor, Brussino va a debutar en ACB este fin de semana —son más exteriores entre los que repartir los minutos y ya sabemos cómo valoraba fuera cuando estaba McKissic— y se enfrenta a una de las mejores defensas de los aleros, la del Murcia —en el partido de la Eurocup, fuera contra un rival duro y con Brussino ya en rotación, hizo un 5 de valoración en 18 minutos—. La semana que viene tampoco tendrá un rival fácil: vuelve a jugar contra el Unicaja. Algo parecido pasa con Vidal, que lejos de Badalona tiene como tope el 14 de hace dos jornadas —donde tuvo más minutos por la baja de Wayns— y lleva una media de apenas 10. En su caso, por lo menos el rival de esta jornada no es de las defensas más duras —Bilbao—, mas sí el de la próxima —Murcia— en Badalona. Tampoco está entre los interesantes de la jornada Mumbrú, por más que se enfrente al equipo en le que se formó, que le profesa un hondo desprecio, y eso suponga una motivación extra —no siempre para bien—. Hace dos temporadas había superado la veintena en los dos partidos contra la Penya, pero el año pasado ya sumó solo un 12 —incluido el bonus— y un -6 —0 de 11 en triples entre los dos partidos—. Este año sus medias caen más de 3 puntos en casa y la próxima jornada repite en Bilbao contra el Obra. Puede salir bien —o muy mal— a un partido —no me sorprendería ni un 20 ni un -3—, habrá quien quiera asumir el riesgo de mantenerlo, aunque con dos seguidos en Bilbao y en su dimánica actual no tiene demasiado interés, y menos para gastar un cambio en meterlo. Jugando contra el Barça, que concede un montón de picos a los aleros destacados, algún cazajornadas puede probar con un Nedovic que ya ha acabado con la paciencia de los managers que confiaban en él.

Pívots

Norel es fijo por más que esté jugando 20 minutos por partido porque anda con problemas físicos. El 7.3 de la jornada pasada y los tres partidos —incluido el aplazado— sin superar la veintena no son motivos suficientes para comenzar a dudar de Shengelia, su bandera y sus ocho partidos por encima de la veintena esta temporada pesan más —por ahora; ya sabéis que la adhesión a un jugador es efímera en el SuperManager—. Una de las banderas más interesantes de la jornada es la de Felipe Reyes. Contra la Penya en Badalona —victoria clara de los blancos— solo estuvo 9 minutos en cancha y valoró 10.8. Su media de minutos y valoración no está difiriendo mucho este año, así que el temor con él está en acertar si va a jugar minutos suficientes, no si va a estar inspirado. Como dije en otros artículos, cuando juega en casa no debemos preocuparnos tanto porque descanse de más —está 4 minutos y medio más en cancha de media que cuando viaja—. En casa nunca ha estado por debajo de los 16 minutos de juego. El rival también es propicio: el Fuenla es la cuarta defensa de los pívots que más valoración concede a domicilio. En Madrid sol ha bajado de los 15 en dos partidos: hizo un 8.4 contra el Unicaja —mejor defensa fuera de casa— y el 13.2 contra el Murcia. Todo apunta a que podremos esperar de él al menos un 15 esta semana. El problema viene la próxima, juega fuera y contra el GBC, con lo que igual no cuenta con minutos suficientes para valorar bien. A una jornada parece un cupo muy fiable. Cierra este primer escalón Ryan Kelly. El ex-NBA, tras los 16 y 7.2 de las últimas jornadas, ha salido de muchos equipos; no de mi primer nivel. Juega en Burgos contra la peor defensa interior. Fuera de casa no baja su rendimiento, incluso tiene una media un punto superior lejos de Sevilla —24 y 34.8 en las dos últimas jornadas fuera—. Contra el Barcelona —mejor defensa interior— tuvo minutos en los que forzó mucho la ofensiva, tiró en malas condiciones y falló unos cuantos lanzamientos; cuando tuvo más paciencia y aprovechó situaciones más ventajosas, los tiros entraron y pudo terminar con un 16 de valoración, que, para el rival y las circunstancias, no estuvo nada mal. La defensa del Burgos debería permitir situaciones bastante más favorables, él va a seguir asumiendo un buen número de lanzamientos, el Betis está muy bien… No hay razón para dudar de una buena valoración.

En el segundo peldaño también hay buenas opciones, aunque con más riesgo. Le vamos a dar un voto de confianza al que da imagen al artículo: Artem Pustovyi comenzó tan bien como su equipo, que parecía tener casi los dos pies en Gran Canaria hace mes y medio. El hundimiento de jugador y grupo fue todo uno. Estuvo cuatro partidos sin llegar a la decena. Cuando no lo esperábamos, le hizo un 18 a domicilio al Unicaja, una de las mejores defensas interiores. Ahora regresa a Compostela y se enfrentará al GBC de Norel, que no destaca por su defensa de los pivotes. Si el Obra quiere apurar sus pocas opciones de copa, el ucraniano tiene que jugar a su mejore nivel y dejarse de faltas estúpidas. Su media en casa es de 18.57, si excluimos los dos partidos que jugó en Santiago en su mes negro, se va a casi 23. Si no está más arriba en la lista es por su falta de fiabilidad en las últimas jornadas, pero si tiene que resucitar, este es el momento —Radovic anda con problemas físicos y es duda—. Se trata de una apuesta de riesgo que puede marcar diferencias. En los últimos tres partidos para el juego, solo Norel ha valorado más que Alec Brown: 21.6, 23 y 21. Pero también jugó el aplazado contra la Penya —que no computó para el SM—, donde hizo un 2.4, en un choque en el que fue expulsado por faltas. Juega en casa —21, 20 y 0 en los tres últimos en el Palacio de Deportes, el 2.4 de la Penya también fue en Madrid— y su rival tiene un juego interior muy mermado por las lesiones, por lo que la oportunidad es óptima. La única pega es la que se puede ver en los números anteriores, se  trata de un jugador que tanto puede hacer más de 20 como rondar el 0. Oliver Stevic es uno de los pocos interiores con salud que le quedan Andorra. El aumento de la responsabilidad y minutos le está sentando muy bien. Solo contra el Baskonia —-2— no ha superado la decena en los partidos en los que ha jugado 20 o más minutos esta temporada. En los dos últimos encuentras estuvo 29 y casi 28 minutos en cancha y valoró 26.4 y 22. El rival, el Estu, incluso es probable que ronde la veintena. Eso sí, la semana próxima reciba al Barça, con lo que su continuidad no sería fácil.

En el tercer escalón queda solo Jerome Jordan. Fuera de casa no inspira mucha confianza, su media cae en 5.56. No obstante, en casa propia no hay peor defensa interior que la del Bilbao Basket y Jordan mejora sus números de forma sustancial contra las defensas permisivas. La Penya necesita volver a ganar cuanto antes. La semana que viene regresa a Badalona para medirse al Murcia.

Queda fuera Shermadini. Tiene un partido complicado contra el Barça, donde se enfrentan dos de las mejores defensas. El Unicaja se juega la Copa y no sería de extrañar que Plaza dé más tiempo en pista a mejores defensores (como sucedió en el partido en el que se enfrentaron ambos equipos en la Euroliga, donde el georgiano solo jugó 12 minutos en los que tuvo tiempo de hacer otros tantos de valoración). Hay demasiadas incertidumbres en este partido como para apostar por alguno de los contendientes. Si acaso podemos pensar en el resucitado Vezenkov para cazajornadas, se encuentra en un gran momento y el jugador que mejor se podría emparejar con él en el Unicaja, Brooks, es seria duda para la jornada —no disputó el partido de Euroliga—. Devin Thomas puede ser una buena opción esta semana contra el Joventut, aunque no tengo referencias suficientes para incluirlo en la lista. De los interiores del Burgos, que juegan contra el Betis, sigo sin fiarme por su irregularidad. De Dubi ya dije que no lo vi bien la semana pasada y en la Euroliga tampoco cumplió —9 de valoración—. En el Baskonia podíamos pensar en Poirier o incluso en Voigtman, que rindieron bien en Euroliga y sobre todo el francés está en un gran momento, pero es mejor esperar a una mejor ocasión porque la salida a La Laguna es muy complicada.

El equipo del blog

Llevaba una decena de jornadas con Andrómenas en el mil y pico de la general, sin llegar a descender al dos mil ni meterme entre los mil mejores. A dos jornadas de terminar la primera vuelta, por fin conseguí meterme en el Top 1000 —objetivo de la temporada— con este equipo. Aquí sí que llevaba a Shermadini en vez de Dubi lo que me permitió alcanzar los 188.4 puntos. Esa puntuación me valió para escalar casi 500 puestos —que a estas alturas es una barbaridad— y situarme en el 980º de la general. Ahora solo resta aguantar la posición 19 jornaditas de nada.

Para esta jornada me decanto por llevar dos banderas en los pívots y mantener las otras dos que tenía en los bases. Entran Ponitka, Blazic y Reyes por Popovic, Eriksson y Shermadini.