Balance de la primera jornada
El comienzo del juego fue según lo previsto, ni muy bien ni muy mal. Mediocre. A mi nivel. Hice un total de 16 equipos para valoración, que oscilaron entre los 224 puntos (ese equipo fue el 85º de la jornada, lo que supone mi segundo mejor arranque) y los 138 del peor (58 mil de la jornada). El que lleva por nombre Andrómenas ha quedado justo en la mitad de mis equipos (169.8 y 18099 de la jornada), después voy con él.

A continuación pongo cómo le ha ido a la selección de jugadores que publiqué en el artículo de la primera jornada. El primer número que aparece es la puntuación de ese jugador y el segundo, el porcentaje en el que ha variado su broker. Están en verde los resultados de los que han subido broker; si han bajado, van en rojo.

Bases
Campazzo (19.2/+15%)

Sergi García (0/-15%)
Huertas (22/+15%)
Heurtel (34.8/+15%)
Rupnik (20.4/+15%)
Doncic (13.2/-6.9%)

McCallum (1.2/-15%)

Fischer (7/+15%)

Mekel (6/-15%)

Aleros
Redivo (4/-15%)
Oleson (13/+15%)
Eriksson (13.2/+15%)
Green (34.8/+15%)
Tomàs (3/-15%)
D. Navarro (6/-15%)
Eyenga (18/15%)

Paulí (7.2/+15%)
Nedovic (16.8/+15%)
Sastre (20.4/+15%)
Todorovic (7/+15%)
Mumbrú (9/-15%)

Timma (9/-15%)
Thomas (30/-15%)

Neal (7/-15%)

Pívots
Norel (30/+15%)
Dubljevic (8.4/-15%)
Ayón (20.4/+15%)
Brooks (24/+15%)
Llovet (4.8/-15%)
Vezenkov (24/+15%)

O’Leary (15.6/+15%)

Tobey (25.2/+15%)

Olaseni (15.6/+15%)

Poirier (0/-15%)

Huskic (0/-15%)

El fallo más doloroso ha sido Dubljevic. Porque era un jugador muy caro y esta bajada inesperada del 15% supone un golpe duro para la mayoría de mis equipos. El de Redivo no me ha sorprendido tanto —ya anticipara esa posibilidad en el texto anterior— y Sergi, al menos por ahora, no va a tener la importancia que esperaba. Llovet también me generaba dudas, como decía, pero el tema de los jugadores está tan mal, peor incluso que otros años, que esta bajada duele menos. Aciertos con Norel, que lo hizo incluso mejor de los esperado, Brooks, HuertasHuertelRupnik, Vezenkov, Green
La selección de la segunda jornada
Como decía en el artículo anterior, lo que prima ahora es el broker y hay que minimizar los riesgos, así que todos los de las listas tienen subidas fáciles —la mayoría suben incluso con valoración negativa—. Pero no están todos los jugadores que tienen subidas asequibles, entre esos, he elegido a los que además creo que pueden hacerlo bien —porque darán más puntos y porque tienen más opciones de seguir subiendo en próximas semanas—. Tan complicado está el tema de los cupos que solo he metido a Sastre en el primer escalón de los aleros, en las demás posiciones hay que descender al menos un peldaño para dar con un jugador que sea bandera —y hay que llevar al menos cuatro, claro, como siempre—.
Bases
Heurtel
Huertas
Campazzo

Oliver
Rupnik

Granger

AleroS
Green
Sastre
Causeur
Thomas

Oleson
Eriksson
Swing

Ribas

Pívots
Norel
Tobey
Anosike
Ayón
Brooks

Diop

Vezenkov
M. Diagne

Vázquez
Salvó

Mi equipo
Con Andrómenas en puntos las cosas no han ido mal. Estar entre los 20 mil primeros de salida, para mis capacidades y el objetivo de terminar entre los mil primero con este equipo, non es mala cosa. Mas en lo tocante al broker, esencial al inicio, la cosa no ha ido muy bien: solo he ganado 20 mil y estoy por encima del 50 mil en esta clasificación —siempre refiriéndome solo a este equipo—. El principal motivo ha sido Dubljevic. Solo con él he perdido 150 mil euros que esperaba ganar. Aunque acabará entre los pívots más caros con total seguridad y no sería extraño que esta misma jornada subiese todo, no hai nada que pensar: va fuera, por ahora. Hay que asegurar el dinero y compensar el equipo. Los otros tres cambios también son obligados por el broker: salen Sergi García, solo le han dado 12 minutos de juego, esperaba mayor confianza en él —jugando tan poco no tiene sitio en el SM—; Redivo —ya he hablado de él— y Llovet —lo mismo—. Por fortuna, el resto de jugadores tienen una subida fácil, así que debería poder reconducir un poco el broker esta semana.

Al menos dos de los cambios tienen que ser cupo y no tengo puestos extra disponibles. La falta de dinero en caja limita los movimientos. Por los problemas con las banderas y que la próxima jornada ya habrá solo 3 cambios, voy a tomarme esta jornada como de reconstrucción y optaré por un equipo que, aunque no me convenza del todo, me ofrezca mayor margen la semana que viene. Para eso, llevaré cinco banderas. Entre los cupos, el más interesante es Sastre, pero no me da para meterlo y dejar el resto de mi gusto. Así que voy a optar por Ribas. Fue la clave en el último cuarto para que el Barça remontara —y ganara— al Baskonia, después de regresar tras casi un año de inactividad a causa de dos lesiones, una de ellas de mucha gravedad. Se enfrentan a nuestra —de él y mía— Penya —jugó en Badalona de los 4 a los 22 años—. A mi pesar, será un rival asequible —espero que por lo menos no le den demasiado descanso—. El calendario posterior también le es favorable. La única opción de cupo en los bases, para mi presupuesto, es Oliver. Rayano a la cuarentena hizo un partido increíble. No espero que lo vaya a repetir, pero es un jugador consistente que va a subir todo y tiene buen partiod por delante: va a Zaragoza, rival contra el que los bases del Obradoiro valoraron fácil. Estaré más que contento si pasa de la decena. El pívot con bandera va a ser Diop, interesante en el Baskonia mientras no regrese Toko. Gran partido contra el Barça, este verano ha desarrollado un efectivo lanzamiento liberado de 3 del que carecía, como siempre es cauto en ataque —así que por ahí no va a restar— y es un gran reboteador y taponador. Si no se mete en problemas de faltas, cumplirá. Entre Brooks y Anosike, ambos grandes opciones, voy a optar por este último. Ha jugado más de 30 minutos en el último partido, está un poco más caro —me permite ajustar para dejar solo 3 mil euros en caja— y tiene partidos propicios. Solo temo que, como con Diop, pueda sumar faltas demasiado pronto.

Construyendo el equipo de broker

La confección inicial de los equipos de broker, he hecho tres, no requiere un análisis suplementario. He utilizado la misma selección que para hacer los cambios. Interesa que suban esta jornada y que acumulen más subidas. Sí que es importante intentar, con esa base, dejar lo menos posible en caja para poder ganar el máximo. He hecho dos más conservadores, con seis banderas cada uno, y otro con solo cuatro cupos pero con jugadores que creo que se mantendrán más semanas subiendo el 15%.

Ya a partir de la siguiente jornada lo fundamental en los equipos de broker va a ser la planificación. Lo que hago es anotar mis jugadores y al lado añadir una estimación conservadora del número de jornadas que va a subir el 15% cada uno y hago lo mismo con los candidatos y entrar en el equipo —para que no lleguen más de tres jugadores a su tope en la misma jornada—. Para eso, son buenos aliados el simulador de broker y el calendario en combinación con la valoración recibida (estas estadísticas son ahroa poco relevantes, pero según crezca la muestra, se convertirán en muy significativas). Si dudo entre diferentes configuraciones, me pongo en el peor escenario posible y veo cuál tendría mejor solución en esas circunstancias.

Los jugadores ahora varían mucho su precio. No hay más que ver los de mi selección de la semana pasada: solo Doncic no ha cambiado el suyo un 15%. Pronto, se podrá ganar más de un millón por jornada. Pero, con el paso del tiempo, los precios se irán estabilizando y ya no se podrá subir el 15% con todos los jugadores. Incluso llegará el momento en el que apenas haya subidas claras. ¿Qué pasará cuando ya no podamos completar un equipo con jugadores que tengan buenas perspectivas de subida? Pues que habrá que fichar zombis. Como los zombis todavía tardarán bastantes jornadas en entrar en nuestras alineaciones, ya habrá tiempo de hablar de ellos.